13 películas de culto para pasar una noche de verano terrorífica

Fotograma de la película 'House, una casa alucinante'
Fotograma de la película 'House, una casa alucinante'

Este verano ha brillado el terror. La nueva versión de Chucky, la tercera parte de 'Annabelle', el esperadísimo estreno de la segunda parte de ‘It’ o la propuesta lisérgica de ‘Midsommar’, de Ari Aster, una de las mejores películas de terror de la década son buenos ejemplos.

Payasos asesinos, muñecos diabólicos, asesinos enmascarados, sectas satánicas y sanguinarios cultos. El género de terror con regusto ochentero está en plena forma y es ideal para hacerte una maratón no apta para cardíacos.

La última incorporación es ‘Historias de miedo para contar en la oscuridad’. Una casa encantada, un fantasma que se venga de la persona que lo asesinó y un grupo de esqueletos con la carne desgarrada que vagan por la tierra. La peor pesadilla para un grupo de amigos.

  • 'The Burning' (1981)

Slasher de culto surgido tras el éxito de Viernes 13. ‘The Burning’ (en nuestro país ‘La Quema’) se estrenó en 1981 coincidiendo con el estreno de Viernes 13 2ª parte.

Cuenta la brutal venganza de Cropsy, el conserje de Camp Blackfoot, víctima de una broma por parte de unos adolescentes que le dejan gravemente herido y totalmente desfigurado.

Destaca el gran trabajo realizado en los FX y maquillajes por el gran Tom Savini.

  • 'Sé lo que hiciste el último verano' (1997)

Junto a 'Scream' (1996) revitalizó el cine de terror de mediados de los 90. Comparten el mismo guionista. Kevin Williamson escribió la película como un homenaje a los slasher de los 80 con Jennifer Love Hewitt, Sarah Michelle Gellar y Ryan Phillippe.

Una noche de verano, después de la graduación, dos parejas de jóvenes en estado de embriaguez atropellan a un hombre. Asustados, deciden arrojar el cuerpo al mar y juran guardar el secreto. Un año después una de las chicas vuelve al pueblo de vacaciones y recibe un anónimo de alguien que le dice que sabe lo que hicieron el último verano.

A partir de ahí, una sucesión de asesinatos a cual más original que no dejará títere con cabeza.

  • 'Creepshow' (1982)

Cinco siniestras historias cargadas de mucho humor negro y maldad con la que George Romero y Stephen King rindieron homenaje a los cómics de terror que EC editó a principios de los años 50,

Una oportunidad para ver a Leslie Nielsen, al mismísimo Stephen King y no perderse el bailecito de Ed Harris, entonces con pelo.

El 26 de septiembre se estrena en EEUU una serie de 12 episodios que servirá de homenaje a esta joya del terror ochentero.

  • 'Muñeco Diabólico 2' (1990)

Violenta continuación del clásico de Tom Holland que no sólo mejora la original: se ha convertido en la película de la saga más apreciada por los fans. Con esta entrega, Chucky se consagra como psychokiller de culto. Sus movimientos, sus expresiones faciales y sobre todo su obsesión por matar y asesinar a todo el que se cruce en su camino.

Un festival de humor y gamberrismo en el que los movimientos, expresiones faciales y la obsesión por asesinar se incrementan con relación a la primera parte.

A la adolescente de la familia de acogida que ayuda a Andy la vimos como novia de Brandon en ‘Sensación de Vivir’.

Es una de las mejores secuelas de terror de todos los tiempos.

  •  'Noche de Miedo' (1985)

Los que pasamos una adolescencia rodeados de pelis de monstruos sentimos una gran empatía por el personaje de Peter Vincent (Roddy McDowall), el entrañable cazavampiros.

Peter tendrá que enfrentarse al sensual y atractivo vampiro interpretado por Chris Sarandon que pretende convertir en vampiresa a la novia de Charley Brewster, el típico adolescente americano.

A medio camino entre la comedia juvenil, el terror y la parodia, ‘Noche de miedo’ nos habla de la adolescencia en los 80. Y es ahí donde reside su fuerte.

Un clásico de culto de Tom Holland, director también de 'Muñeco Diabólico'.

  •  'La cabaña en el bosque' (2012)

Explosiva combinación de terror juvenil en la que sus creadores, Joss Whedon y Drew Goddard, mezclan ciencia-ficción con mucho humor y terror.

Cinco estudiantes universitarios se preparan para pasar el fin de semana en una cabaña situada en un remoto bosque y sin medios de comunicación con el exterior. En el sótano encuentran una extraña colección de recuerdos.

Todo un homenaje posmoderno a ‘Evil dead: Posesión infernal’ y a la saga de ‘Viernes 13’. ¿Obra maestra?. Tal vez lo sea.

  •  'Halloween 2. Sanguinario' (1981)

Esta película se inicia justo cuando acaba la primera entrega, por lo que veremos como prosigue la persecución de Myers hacia Curtis. Esta vez no se desarrolla en una zona residencial de Hadondfield, sino en el solitario hospital de la localidad.

John Carpenter declinó dirigir la película, de la que se encargó Rick Rosenthal, aunque el genio del terror se encargó de escribir el guión junto a la productora Debra Hill.

La vuelta de tuerca que idearon sobre la conexión entre Laurie y Michael Myers es genial. Un giro muy influido por ‘Dallas’ y ‘Dinastía’.

  • 'Killer Klowns From Outer Space' (1988)

A mucha gente le dan miedo los payasos. Dos años antes de que Tommy Lee Wallace dirigiera ‘It’ nos llegaba ‘Killer Klowns from Outer Space’ (1988). Una propuesta delirante sobre unos extraterrestres-payasos que llegan a nuestro planeta para capturar y asesinar humanos.

Muchas películas del género han incluido a payasos terroríficos para provocar miedo a la audiencia. Además de la que nos ocupa, Clownhouse (La casa del payaso, 1989), Killjoy (Killjoy, payaso diabólico, 2000), el 31de Rob Zombie (2016) o hasta la serie American Horror Story.

  • 'Viernes 13. Parte 6' (1986)

Jason vuelve a machetazo limpio y adquiere poderes sobrenaturales, tras revivir gracias a un rayo.

La presencia de la niña de las estrellas de la serie ‘V’ como la novia de Tommy es otro de los alicientes de esta secuela de culto.

En esta entrega, McLoughlin nos ofrece algo diferente a lo visto anteriormente con la trama más sobrenatural y humorística de la franquicia.

Posiblemente es la más divertida de todas las Viernes 13. Una influencia reconocida por el propio Kevin Williamson (Scream).

  • 'Pesadilla en Elm Street 3' (1987)

La primera parte era un icono del cine de terror y en la segunda hay una subtrama gay interesante, pero la película favorita de la saga de Freddy Krueger es esta tercera, ‘Los guerreros del sueño’. Combina a la perfección el terror con la fantasía y le da a Freddy grandes dosis de humor negro y buenos chistes.

Con frases y situaciones delirantes y terroríficas, Freddy es aquí más Freddy que nunca.

La acción vuelve a centrarse en los hijos de los justicieros de Elm Street, recluidos en un hospital psiquiátrico. Pero esta vez contarán con la ayuda de la primera superviviente de Freddy, Heather Langenkamp (Nancy) y de su padre, el agente interpretado por John Saxon.

En el reparto, futuras estrellas de Hollywood como Patricia Arquette o Laurence Fishburne.

Nuevamente, Kevin Yagher se encarga de la caracterización de Robert Englund como Krueger y para los efectos especiales se contó con otro maestro de las ilusiones como Greg Cannom.

  • 'El regreso de los muertos vivientes' (1985)

'El Regreso de los Muertos Vivientes' es una fantástica comedia de terror. Una gamberra secuela del clásico de Romero mucho más gamberra. A destacar que en España se llamó ‘La Divertida Noche de los Zombis’.

Gracias a esta película Linnea Quigley se convirtió en una de las reinas del grito más afamadas de su época. A destacar una banda sonora ochentera fantástica.

  • 'It Follows' (2014)

Una atmósfera que te atrapa y te traslada al mejor cine de terror de los años 70 y 80. Estamos ante una joya del cine de terror con mayúsculas.

En su segundo largometraje, David Robert Mitchell nos presenta el pueblo en el que sucede toda la acción como un paraje solitario, impregnado de desasosiego.

‘It Follows’ es un cuento retorcido sobre la perdida de la inocencia que bebe directamente de ‘La noche de Halloween’, aunque aquí no hay psicópatas, sólo algo que te persigue, y que tarde o temprano te alcanzará.