Zarzuela y rock en el reestreno del "Amadeu" de Boadella en los Teatros del Canal

cultura

| 09.04.2012 - 17:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El rock duro se concilia con la zarzuela en el musical "Amadeu" de Albert Boadella, un espectáculo centrado en la figura del compositor catalán Amadeo Vives, donde se reivindica la "amplitud de miras musical", según su director, y que se reestrenará este sábado en los Teatros del Canal de Madrid.

"Amadeu", que se representará en la Sala Roja hasta el 6 de mayo, establece una lucha entre dos generaciones muy distintas a partir de sendos géneros musicales aparentemente antagónicos, en una obra que, con leves pinceladas de rock pero dando todo el protagonismo a las composiciones de Vives, trata de redescubrir al público algunas de las creaciones más destacadas de este artista.

Así lo ha explicado hoy Boadella en Madrid, quien se ha referido al espectáculo, que combina drama y humor, como un diálogo donde ambos estilos musicales se "contaminan" mutuamente pero sin llegar a fusionarse y sin que ninguno de ellos salga perjudicado.

Este reestreno, donde repite el equipo que participó en su puesta en escena en 2011, narra la historia de un joven periodista aficionado al rock duro e interpretado por Luis Fernández, que considera la zarzuela un género "casposo" y pasado de moda.

Sin embargo, su opinión cambia radicalmente cuando su jefe le encarga realizar un reportaje sobre Amadeo Vives (1871-1932), personaje que al principio le genera rechazo pero con el que acabará identificándose y cuya música le enamorará.

A lo largo de la función, el joven periodista recreará en su mente distintos momentos reales de la vida del artista, que serán reflejados en el escenario por el actor Toni Comas, que se mete en la piel de un caricaturesco Vives, quien también descubrirá las bondades del rock.

Pero el protagonista no solo cambiará su concepción de la música, sino también del arte, de la política y de la vida en general, en una obra que ofrece un "retrato humano y social" de Vives, con el que Boadella intenta "liquidar el talibanismo musical" y reivindica la "amplitud de miras", ya que, en sus palabras "no hay época para la música y es que el arte -ha dicho- es bueno o es malo y ya está".

La función repasa algunas de las mejores partituras del músico catalán, como "Doña Francisquita", "Bohemios" o "Maruxa", así como varias de las canciones populares creadas en su juventud.

Igualmente, según ha destacado el director musical, Miguel Roa, "Amadeu", más allá de las composiciones básicas de Vives, ofrece la oportunidad de escuchar algunas piezas "graciosísimas, antológicas y formalmente perfectas" que pertenecen a "una rama suya poco conocida, de carácter picaresco y políticamente incorrecto".

Boadella ha intentado ser "fiel a las ideas" del propio Vives y ha puesto en su boca "opiniones sobre el momento actual" acordes con la manera de pensar del que fuera, según el dramaturgo, un "gran intelectual que vivió la esquizofrenia sentimental Cataluña-España", ya que compuso algunas de "las más carismáticas canciones populares catalanas" junto a otras "ardientemente" españolas.

Como ha destacado Boadella, "Amadeu" no es una antología de zarzuela al uso, sino un espectáculo con un hilo argumental claramente definido y donde el texto no se usa para justificar la música, la cual está integrada en el montaje de "forma lógica y sin estridencias", ha dicho.

Amadeo Vives desarrolló su trayectoria musical entre Cataluña y Madrid. Autor de zarzuelas y óperas, está considerado uno de los grandes referentes de la zarzuela en España y a nivel internacional.