Whigfield, reina de los años 90: "'Saturday night' fue difícil de superar"

Whigfield

cultura

| 13.05.2017 - 19:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Rodeada de una pléyade de iconos de los años 90, Whigfield ocupará un lugar central en el primero de los tres conciertos que en España reivindicarán la música de baile de la época, especialmente "Saturday night", fenómeno pre-internet por el que aún hoy se la identifica.

"Fue una canción muy distinta para la música dance que había entonces, no sé si por su sencillez, porque era casi como una canción para niños", valora la danesa Charlotte Carlson (Skælskør, 1970), en una charla con Efe en la que reconoce que con ella marcó una pauta que insistentemente la invitaban a repetir todas las discográficas. "Pero fue un tema muy difícil de superar", señala.

Junto a Chimo Bayo, 2Unlimited y la sueca Jenny Berggren (exintegrante de Ace of Base), será una de las protagonistas de "Love the 90s", macroconcierto que acogerá mañana, sábado, el WiZink Center de Madrid y que, ante el éxito fulgurante de taquilla, se repetirá posteriormente en Valencia (3 de junio, Ciudad de las Artes y las Ciencias) y Barcelona (Palau Sant Jordi, 7 de julio).

Durante el espectáculo se intentará batir el Récord Guinness de personas bailando a la vez el mítico "Saturday night", un famoso conjunto de pasos coreográficos de los que no se hace responsable y que, según cuenta la leyenda, ideó "un monitor de tiempo libre en la piscina de un hotel de Valencia".

Aún no había ni disco ni videoclip, pero la gente empezó a mover la canción. "Eso es lo romántico", destaca sobre este fenómeno que arrancó en España una vez que la emisora 40 Principales radió la canción.

"La primera vez que vi el baile estaba de promoción en Valladolid en un evento de la radio. Estaba tan nerviosa que no recordaba ni el nombre de la ciudad, así que me lo escribí en la mano. Estaba muy nerviosa y cuando salí y vi a toda esa gente bailando, unas 10.000 personas, no me salió más que gritar: '¡Gracias, Valla!", cuenta entre risas.

En castellano, fruto de los diez años que vivió en Barcelona, recuerda que el tema, cuya composición "no llevó ni dos horas", llegó a estar "13 o 14 semanas en el número 1 en España".

Posteriormente llegaría el número 1 en Reino Unido, símbolo de la explosión internacional de la canción. "Hay momentos que ni recuerdo porque en el mismo día iba a Japón y luego a Canadá", rememora de aquellas jornadas locas.

En años posteriores seguiría publicando discos (el último, "W", data de 2012) y colaboraciones como las que facturó junto al DJ Benny Benassi. Cansada de giras, quiso enfrentase también a la producción y hoy por hoy firma temas de "música house" bajo el apelativo Naan.

"Soy como el Dr. Jeckyll y Mr. Hyde", bromea Whigfield, que sigue explotando su pasado noventero en giras junto a contemporáneos como Snap!, Dr. Alban o Vengaboys.

En su opinión, si algo caracterizó a los temas de entonces fue "la melodía". "No sé si fueron canciones más simples, pero sí es cierto que entonces se creaban los artistas poco a poco y que ahora entras en listas y sales de ellas una semana después", opina Whigfield, para quien "'Saturday night', con internet, habría sido una locura".

Aún quedan entradas para la cita madrileña de "Love the 90s", que incluirá a muchos más artistas, como la banda musical belga Technotronic, el citado proyecto alemán Snap!, el anglo-jamaicano Ice Mc, la brasileña Corona, la británica Tina Cousins y los españoles OBK, New Limit, Sensity World y Rebeca.