'Warcraft': El reto de insuflar emoción al torrente visual de Duncan Jones

El reto de insuflar emoción al torrente visual de Duncan Jones

cultura

| 15.05.2016 - 20:48 h
REDACCIÓN
Más sobre: cineSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La adaptación cinematográfica de "Warcraft", uno de los videojuegos más populares de la última década, destila emoción y profundidad en los personajes como guinda al fastuoso torrente visual que despliega el director Duncan Jones, hijo del recientemente fallecido David Bowie.

Así lo comprobó Efe en una visita a los estudios Industrial Light & Magic (ILM), la compañía fundada en 1975 por George Lucas, creadora de los efectos visuales de la saga "Star Wars" y de cintas revolucionarias en ese aspecto como "Back to The Future", "The Abyss", "Terminator 2: Judgment Day", "Jurassic Park" o "The Avengers".

Sus oficinas, situadas en el parque de El Presidio (San Francisco), están presididas por una estatua de Yoda, el carismático maestro Jedi de "Star Wars", que da la bienvenida a todos los visitantes antes de entrar en una sala de espera atestada de objetos, estatuas y folclore de la franquicia galáctica.

Allí reposan el sable láser de Luke Skywalker, cerámicas del villano Darth Maul y réplicas a tamaño real de Darth Vader y de los soldados imperiales, que dejan paso a una galería de personajes icónicos diseñados en las entrañas de esos edificios, como el alienígena E.T., el viscoso Slimer ("Ghostbusters") o el hada azul de "A.I. Artificial Intelligence".

El objetivo de "Warcraft", además de crear unos personajes que en el futuro cuelguen de las estanterías de ILM, era lograr una historia de un calado emocional tan destacado como los esfuerzos dedicados a hacer real la rica mitología del popular videojuego de Blizzard Entertainment, que cuenta con más de 100 millones de usuarios en todo el mundo.

"Ya no estamos en la luna", dijo entre risas Duncan Jones ante un reducido grupo de medios, entre ellos Efe, en alusión a su ópera prima, "Moon", una pequeña e inteligente producción independiente de ciencia ficción que recaudó 9,7 millones de dólares en todo el mundo.

"Mi idea siempre fue darle un espíritu similar al que se siente con el videojuego. Necesitábamos un calado emocional y lograr empatía en personajes de ambos frentes, humanos y orcos. Y para eso, necesitábamos que los orcos fueran lo más reales posible. Lo que hemos creado aquí permite comprobar sus expresiones faciales y saber qué es lo que están pensando", indicó Jones, que ha dedicado tres años y medio al desarrollo de este trabajo.

"Warcraft", una historia con ecos de "Game of Thrones" y "Lord of the Rings", se desarrolla en el reino de Azeroth, cuya civilización se ve amenazada por la invasión de unos orcos que tratan de abandonar Draenor, su mundo en peligro de extinción.

En esa lucha por la colonización del nuevo territorio, orcos y humanos se enfrentan en una guerra marcada por la búsqueda del poder y los sacrificios en ambos bandos.

"La primera pregunta que hice nada más llegar al proyecto fue: ¿va a ser esto un vehículo para el lucimiento de alguna estrella, tipo Hugh Jackman o Johnny Depp, o vamos a centrarnos en el desarrollo de los personajes? Y desde el principio no hubo duda: la estrella aquí es 'Warcraft'", manifestó Jones, fan confeso del videojuego.

Jason Smith, uno de los supervisores de los efectos visuales de la cinta, indicó que el vestuario creado para los orcos "es el más complicado creado hasta la fecha por ILM", y recalcó la meticulosa recreación al detalle de las barbas, trenzas, rastas, piercings y colgantes que lucen los personajes.

Por su parte, Jeff White, otro especialista en ese terreno, destacó el uso de la técnica "motion capture" (captura de movimiento) para extraer la autenticidad de las interpretaciones de Toby Kebbell (Dorotan), Robert Kazinsky (Orgrim) y Daniel Wu (Gul'dan), entre otros.

"Las batallas están a la altura de las expectativas, pero las escenas más íntimas, donde un orco reflexiona, respira, llora... Esas fueron las más complicadas. Hay primeros planos donde nos centramos en los ojos de las criaturas. No podíamos fallar ahí, porque los ojos son el camino al alma", valoró White.

La cinta, que cuenta con Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster y Dominic Cooper en su reparto, se estrena en las salas estadounidenses el 10 de junio.