Villaronga explora los efectos de la Guerra Civil en 'Incierta gloria'

cultura

| 16.03.2017 - 17:44 h
REDACCIÓN
Más sobre: cineSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El director Agustí Villaronga explora los efectos de la Guerra Civil española en jóvenes personajes en su nueva película, "Incierta gloria", basado en la novela homónima de Joan Sales y que llega siete años después de su aclamado filme "Pan negro", ganador de 9 premios Goya.

La película está ambientada en el Frente de Aragón en 1937, donde Lluís (Marcel Borràs), un joven oficial republicano, es destinado a un lugar temporalmente inactivo, dejando en Barcelona a su compañera y su hijo.

Allí, en un pueblo de Aragón, Lluís se siente atraído por una enigmática viuda, Carlana (Núria Prims), que consigue engatusarlo para que falsifique un documento por el que deja de ser una repudiada y pasa a convertirse en una señora de la comarca.

El mejor amigo de Lluís, Soleràs (Oriol Pla), un oficial degradado, descubre el fraude y, a cambio de no delatarlo, le exige que aleje de los bombardeos de Barcelona a su hijo y su mujer, Trini (Bruna Cusí), de quien él está secretamente enamorado. Con su llegada al pueblo aragonés, Trini descubre la traición y estalla en la pareja un estado de guerra.

Villaronga ha explicado hoy en la presentación que deliberadamente prescindió de las disquisiciones filosóficas y religiosas que hay en la novela, porque "en una película podía ser un freno considerable, ya que el cine necesita de imágenes", y también optó por "eliminar toda la parte bélica de la novela".

El director centra la tensión dramática en el personaje de Carlana, que "en la novela está vista más como un trasfondo, pero en realidad es la que mueve los hilos" y además le resultaba más atractivo "la imagen de una mujer que lucha (...)".

Centrada en la televisión y alejada del cine desde hace unos años, Núria Prims ha visto, con la interpretación de Carlana, cumplido un sueño, una ilusión, y, "una vez hecha la película, se me han despertado las ganas de disfrutar como actriz de cine otra vez".

La actriz Bruna Cusí ha definido a Trini como "una joven bondadosa, crédula, que tiene más fe ante la vida". En el reparto se combinan actores jóvenes con pequeñas colaboraciones de veteranos como Juan Diego, Terele Pávez y los aragoneses Luis Gavasa y Fernando Esteso.

Esteso ha dicho hoy en Barcelona que Villaronga, con el que no había trabajado hasta ahora, es "un director que dirige, que sabe lo que quiere, es muy discreto, vehemente, entrañable, cariñoso y, sobre todo, ha sabido sacar el ambiente del Aragón que aparece en la novela".

Todos los actores han coincidido en destacar el trabajo en los ensayos con el director, "porque tiene muy claro lo que quiere y te ayuda a hacer un recorrido tanto emocional como físico por el personaje". A Villaronga lo que más le atrajo de la novela de Sales fueron sus personajes, "cuatro personajes frente a la guerra, gente marcada, que ve truncada su juventud".

Para la productora Isona Passola, "Incierta gloria" "no es otra película sobre la Guerra Civil, sino sobre la humillación de los vencidos y un canto a la juventud", si bien ha matizado que "nuestra Guerra Civil se ha convertido ya en un género en sí mismo, que tiene proyección a nivel internacional".

El propio Villaronga ha asegurado que "Incierta gloria" no tiene nada que ver con "Pan negro", aunque pueda haber similitudes: "Ambas películas se basan en autores catalanes importantes, Joan Sales y Emili Teixidor, tienen la misma productora, el mismo director y están ambientadas en una época parecida".

Producida por Massa d'Or, la película, que se estrenará en toda España el próximo viernes, ha contado con un presupuesto de 3,7 millones de euros.