Víctor Ullate lleva a Alcorcón la nueva versión del espectáculo 'El Amor Brujo'

El Amor Brujo'

cultura

| 11.11.2017 - 20:44 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El coreógrafo y bailarín Víctor Ullate llega este sábado al Teatro Buero Vallejo de Alcorcón con la segunda versión de su espectáculo 'El Amor Brujo' basado en la obra original de Manuel de Falla, que ya ha cumplido los cien años.

La nueva apuesta musical, que estará dirigida artísticamente en su nueva versión por Eduardo Lao, quiere ser "rompedora", subiendo al escenario a 'Ins Laughter Natives', un grupo sueco de referencia en la corriente 'dark ambient', explica el Ayuntamiento de Alcorcón en un nota.

La escenografía y el vestuario han sido creados para que la luz sea protagonista durante toda la trama y, junto a los efectos especiales musicales creados por Luis Delgado, tratará de "conducir al espectador por una travesía entre la vida y la muerte, un viaje hacia el más allá".

En un escenario donde cobran especial protagonismo la luz y el fuego, Ullate buscará que Candela, la protagonista, vaya "al más allá", dándole forma "al sentimiento andaluz" y con una música que "ha permitido desarrollar esta fantasía".

"Es un honor estar este sábado presentando un espectáculo que ha tenido un gran éxito dentro y fuera de nuestras fronteras, porque además es siempre una alegría volver a este teatro que cuenta con un público tan entusiasta y acogedor, ha señalado Ullate, quien tiene una Escuela de Baile en el municipio.

"Alcorcón es una ciudad que me encanta, a la que tengo un gran cariño y a la que me une un fuerte vínculo, ya que desde hace años nuestra Escuela de Danza cuenta con dos sedes y este año, además, hemos inaugurado la Escuela de Artes Escénicas", ha añadido Ullate.

La anterior versión de 'El Amor Brujo' fue estrenada en el teatro La Maestranza de Sevilla hace veintitrés años y supuso un acontecimiento en el panorama de la danza contemporánea española.