Una retrospectiva de Cornelis Zitman inaugura el nuevo espacio Conde Duque

Cornelis Zitman inaugura el nuevo espacio Conde Duque (Cornelis Zitman )

cultura

| 09.06.2011 - 14:51 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Con una retrospectiva que invita a recorrer la vida y la obra del escultor holandés-venezolano Cornelis Zitman el Conde Duque, un nuevo espacio expositivo de casi mil metros cuadrados situado en los antiguos cuarteles del mismo nombre, ha inaugurado hoy su Sala 3.

Las asombrosas esculturas de Zitman, en su mayoría cuerpos femeninos de formas exageradas en los que se mezclan los rasgos indígenas, forman unas "tribus" que han acompañado durante toda su vida al escultor, nacido en Leiden en 1926 y exiliado a Venezuela en 1947.

Ciento tres esculturas, veinticinco dibujos y un óleo permiten reconstruir la evolución de la obra del artista, siempre en bronce o yeso "ya que la piedra es para construir casas", ha señalado hoy en la inauguración Zitman, que durante los últimos meses ha mostrado sus esculturas en varias ciudades andaluzas.

Sus impactantes obras, en diferentes formatos, se basan en el deseo de representar lo visible. Su trabajo, en opinión del comisario de la exposición, Carlo Armas, destaca por sus personajes que reproducen y exageran la morfología de los indígenas de Venezuela, especialmente la figura femenina.

Esos rasgos son para Zitman "algo natural" ya que representan a las personas que ve, que le rodean y que son "muy diferentes" a él.

La exposición se inicia con un espacio en el que se exhiben algunas de sus primeras obras y su óleo "Holanda", pintura que es "una premonición de los que luego sería su obra", según el comisario, quien señala que Zitman trabaja en grupos y series con piezas que se relacionan entre ellas, como las que forman "La Tribu", una de sus series más importantes.

Destaca también la serie que el artista dedicó a Dina Vierny, famosa modelo de Aristide Maillol y Matisse que tenía una galería en París. La visita que le hizo Dina en Caracas no solo supuso que esta le comprara la mitad de las obras que tenía sino que marcó el comienzo de su carrera internacional.

Junto a sus grandes obras en las que el escultor hace un profundo estudio del espacio y el equilibrio y desafía el peso, se muestra "La grande hollandese" (1992), obra en resina de más de tres metros y medio de alto. Zitman ha recordado la historia de esta pieza, que el artista llama "la condesa", y que se remonta a cuando era niño y jugaba junto a un viejo castillo en el que le dijeron vivía encerrada una condesa.

"Este recuerdo de mi infancia estaba presente en mi y trate de hacer una escultura sobre la condesa encerrada en su castillo. La destruí varias veces porque no me gustaba, más adelante me hice un estudio nuevo y me di cuenta de que estaba construyendo un castillo alrededor mío. En quince días hice la escultura, ella vino a su sitio". La exposición, organizada en colaboración con la embajada de los Países Bajos, la embajada de Venezuela, el Museo Beelden Aan Zee de La Haya y el Museo Maillol de París, se podrá contemplar hasta el 16 de octubre.