Una nueva edición de 'La Colmena', de Cela, incluirá fragmentos inéditos

cultura

| 06.02.2014 - 18:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El manuscrito de La Colmena obra cumbre de Camilo José Cela, que Annie Salomon, hija del hispanista francés Noël Salomon, ha donado a la Biblioteca Nacional, contiene pasajes censurados y otros que el premio nobel español ni siquiera presentó a la censura, dado su alto contenido erótico.

Todos esos pasajes se incluirán en una nueva edición de La Colmena, probablemente en un apéndice, para la que ya ha dado su autorización Marina Castaño, viuda del escritor y presidenta de la Fundación Camilo José Cela, que ha asistido a la presentación de este manuscrito, durante años olvidado en un cajón de la casa de campo del hispanista.

Annie Salomon no tenía ni idea de la existencia de ese material. Lo encontró "hace poco", cuando decidió vender la casa de campo de sus padres que ella había heredado, según ha contado ella misma en la sede de la Biblioteca Nacional de España.

En el acto también intervinieron la directora de esta institución, Ana Santos; Adolfo Sotelo, catedrático de Literatura Española y gran experto en Cela, y Marina Castaño, que consideró "una idea extraordinaria" la publicación de este nuevo manuscrito.

LO DONA A LA BIBLIOTECA NACIONAL

Cuando Annie Salomon vació los muebles de la casa, antes de venderla, vio la carpeta con numerosos capítulos de la famosa novela de Cela y enseguida se dio cuenta de la importancia del material hallado, entre otras razones porque ella es licenciada en Literatura Hispánica y había leído La Colmena.

"Lo único que había que hacer era ponerse en contacto con la Biblioteca Nacional, porque el manuscrito era un patrimonio cultural español y había que ponerlo a disposición de los investigadores", explicaba Salomon, que en mayo de 2013 viajó a Madrid para depositar el material en la Biblioteca Nacional.

Una vez hechas las primeras pesquisas y comprobaciones, la Biblioteca acudió a Adolfo Sotelo para que hiciera un informe sobre el manuscrito y "valorase su importancia", señaló Ana Santos, tras haber calificado la donación de "acontecimiento" para la Biblioteca Nacional.

El manuscrito donado por Salomon es "heterogéneo, incompleto y fragmentario". Unas cuantas hojas son manuscritas, pero la mayoría están mecanografiadas y llevan correcciones hechas a mano por Cela y tachaduras del propio escritor, señala Sotelo en su informe.

Pero tiene "un alto valor" para comprender "la naturaleza de los pasajes censurados" y comprobar, junto con las versiones que guarda la Fundación Camilo José Cela, "el esmerado trabajo de creación y reelaboración de los textos por parte del escritor. La Colmena no es un manuscrito, sino un haz de manuscritos", asegura el catedrático.