Una escapada de fin de semana: Chinchón

Entre sus muchos hoteles, La Casa del Convento ofrece servicio de spa

cultura

| 18.08.2011 - 13:51 h

teresa.castanedo@telemadrid.es

El Hotel Spa La Casa del Convento ha cumplido dos años y un sueño: el de la familia de Faustino Martín Sanz, que, "empujado" por su mujer, Pilar Martínez, y su hija Cristina, se embarcó en la compra de esta antigua casona, por la que dicen que pasó Lope de Vega. De hecho, entre sus muros se alojó buena parque del equipo de rodaje de la película Lope. Tras dos años y medio de costosa y difícil rehabilitación, el hotel se hizo una realidad que continúan mimando y cuidando como si fuera el primer día.

Curtidos en el negocio hostelero gracias al Hotel Nuevo Chinchón, cuya copropiedad sigue ostentando Faustino junto a sus hermanos, este otro establecimiento viene a suplir una larga añoranza: la de poder cocinar rico, casero y en pequeñas cantidades. Y ahora lo hace en su coqueta cocina, Pero no sólo eso. Su esposa, Pilar, que regentó a su vez un centro de belleza en el centro de Madrid, dirige ahora el SPA de La Casa del Convento, que cuenta, además de todo tipo de tratamientos basados en la temperatura del agua y los chorros, con varias cabinas de belleza en las que se aplican las más modernas técnicas, pese a estar a tres cuartos de hora de Madrid.

El hotel se puede encontrar en la página web de la Asociación de Hoteles Ruralka. Y nos cuenta Cristina, que con su brío lleva muy bien la batuta del negocio, que lo que más funciona en la Casa del Convento es el llamado "Paquete Romántico".

Tomen nota los enamorados.