Un Springsteen bromista y preocupado por la crisis se presenta en Europa

Primer concierto en Sevilla dentro de la gira europea de su decimoséptimo disco, "The Wrecking Ball"u grupo, la "E Street Band"

Springsteen (Springsteen)

cultura

| 12.05.2012 - 22:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Bruce Springsteen ha realizado hoy una prueba de sonido en el Estadio Olímpico de Sevilla antes del primer concierto que ofrecerá mañana dentro de la gira europea de su decimoséptimo disco, "The Wrecking Ball", ensayo en el que se ha mostrado bromista y preocupado por la crisis económica.

Durante poco más de una hora, "The Boss" interpretó temas de su nuevo disco y de otro anteriores junto a quince miembros de su grupo, la "E Street Band", aunque faltaba su mujer, Patti Scialfa, que se ha quedado en Estados Unidos por la graduación de un hijo, según dijo a los periodistas al final de la prueba de sonido.

Después de interpretar "Rocky ground", del último disco, unos chavales que estaban en un hotel que da al Estadio Olímpico le aplaudieron con entusiasmo, tras lo cual se dirigió a ellos y les dijo que si tenían alguna canción que les gustaría oír.

Tras interpretar el clásico "Thunder road", del disco "Born in the USA", de 1975, se acercó a los más de medio centenar de periodistas acreditados, bromeó con ellos y se hizo fotos.

En algunos momentos de la prueba de sonido también bromeó y se divirtió con los bailes que se le ocurrían al saxofonista Jake Clemmons, sobrino del legendario Clarence Clemmons, que murió en junio pasado.

Una vez concluida la prueba, en la que indicó en varias ocasiones a sus músicos coreografías y ajustó algunos pasajes de varias canciones, Bruce Springsteen atendió a los medios de comunicación sentado en el borde del escenario.

Entonces fue cuando dijo que conocía la crisis europea porque tiene antepasados italianos y le resulta cercano lo que le ocurre a los europeos.

Lamentó que la crisis siempre "cae en las mismas cabezas", dijo que son problemas económicos cíclicos y precisó que si en Estados Unidos están en "recesión", en España la situación económica es peor porque es de "depresión".

También mostró su respaldo al movimiento Occupy Wall Street (Ocupa Wall Street) porque ha permitido al gobierno de Barack Obama girar a la "izquierda" después de que con el anterior presidente, George Bush, se aplicaran las políticas procedentes del pensamiento del Tea Party.

Tras vaticinar que olerá "como un perro" tras la actuación en Sevilla por el sudor que le provocarán las altas temperaturas previstas mañana, en torno a 34 grados centígrados, Springsteen agradeció que el movimiento Occupy Wall Street permitiera representar a las personas que lo están "pasando mal" con la crisis.

Una vez atendida la prensa, "The Boss" se fue a su hotel de Sevilla junto con el resto de la banda dispuesto, según dijo, a descansar y dormir antes de la actuación de mañana, la primera de las 33 que tiene previstas en Europa, continente que dejará el 31 de julio para regresar con la gira a Estados Unidos, donde ya ha hecho 22 actuaciones con este espectáculo.