Un robot de última generación analizará el Guernica al detalle durante seis meses

Se trata de un estudio sin precedentes en nuestro país

Es la primera vez que en España que se construye un robot cartesiano para la digitalización de imágenes tomadas de una obra de arte

(archivo)

cultura

| 24.01.2012 - 13:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

'Viaje al interior del Guernica'. Este es el título de la investigación que el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS) inicia hoy y que resulta pionera dadas las dimensiones del emblemático cuadro de Picasso. El objetivo es analizar milimétricamente la obra hasta el próximo mes de junio con ayuda de un robot de última generación especialmente diseñado para este fin y que ayudará a conocer al detalle los entresijos del cuadro de cara a su conservación y mantenimiento.

Así lo han expuesto este martes el director del MNCARS, Manuel Borja-Villel; el jefe de Conservación y Restauración del Museo, Jorge García-Tejedor; y Francisco Serrano, director general de Fundación Telefónica, que ha hecho posible el proyecto gestado en 2009.

Se trata del estudio más exhaustivo realizado hasta la fecha sobre el estado de conservación de esta obra icónica y universal, gracias a la utilización de la tecnología más avanzada. Todo ello sin necesidad de tocar el cuadro.

Para su puesta en marcha se ha diseñado y construido un automatismo robotizado de 9 metros de largo y 3,5 metros de alto, un robot controlado por ordenador que se desplaza delante de la obra con precisión de 25 micras e incorpora diferentes sensores y cámaras que, durante el proceso de digitalización del cuadro, aportarán millones de imágenes en altísima resolución y datos absolutamente precisos, un buen número de ellos desconocidos hasta ahora.

Las fotografías se realizarán utilizando los últimos avances tecnológicos en luz visible, infrarrojo multiespectral, luz ultravioleta, reflectografía espectral y escaneado en 3D.

Borja-Villel ha indicado que la utilización de este robot de grandes dimensiones no afectará a las visitas diarias, por lo que durante las horas de apertura del Museo se situará a un lado del Guernica. Cuando el Reina Sofía cierre sus puertas realizará su trabajo.

ESTUDIO SIN PRECEDENTES

García-Tejedor ha precisado que es la primera vez que se construye un robot cartesiano de estas dimensiones (en España no existe nada parecido) para la digitalización de imágenes tomadas de una obra de arte.

Asimismo, ha añadido que se trata de un estudio sin precedentes, no sólo por el desarrollo y uso de este moderno sistema automatizado sino también por la incorporación de todos los avances tecnológicos existentes, así como la posibilidad que ofrece de "realizar recreaciones virtuales" que permitan mostrar la evolución de la obra desde el punto de vista material. Con ello, los restauradores conseguirán adelantarse a su deterioro y trabajar en su conservación de forma más exacta.

Sin embargo, respecto a la posibilidad de realizar intervenciones en el cuadro, García-Tejedor ha señalado que es algo que no se plantea en estos momentos. "Algún día se acometerá, pero será algo que yo no veré", ha dicho recordando que lo importante es recabar la máxima información en torno a la obra. "Una restauración del siglo XXI requiere conocer estos materiales y su evolución y hacer esas recreaciones virtuales", ha agregado.

Una vez finalizada la primera fase, se tratarán las imágenes digitalmente y se producirán contenidos para su estudio y divulgación en diferentes soportes, que podrán ofrecerse tanto a la comunidad científica como al público interesado en un conocimiento profundo de los materiales y las técnicas de esta obra.

Será posible, por ejemplo, navegar por la superficie del cuadro en 3D o superponer diferentes capas de las digitalizaciones realizadas.

ASUNTO "ZANJADO"

El jefe de Conservación y Restauración del Museo ha recordado que la última gran investigación sobre el estado de conservación del Guernica fue llevada a cabo en 1998 en el Museo Reina Sofía. En aquella ocasión, el desarrollo de la investigación y sus resultados fueron presentados en un simposio.

Desde su instalación en el MNCARS la obra se ha sometido a los protocolos establecidos de mantenimiento especialmente para evitar la acumulación de polvo, pero sin realizar intervención alguna sobre el cuadro. Está previsto que este robot se quede instalado en el Museo para trabajos posteriores en otras obras.

Respecto a la polémica que surgió en su momento sobre la posibilidad de traslado del Guernica al Museo del Prado, Borja-Villel ha sido claro: "Es un tema cerrado, no hay discusión posible, está zanjado", ha dicho recordando que esta obra de Picasso "forma parte estructural" del Reina Sofía.

El director del MNCARS ha señalado también que el Guernica formará parte central de la gran exposición de 2012 que se ofrecerá el próximo otoño en torno a los años 30, "un periodo muy pertinente respecto al momento actual porque acoge las vanguardias, la figuración, la fotografía, las ferias y, por supuesto, el Guernica y la República".