Un Picasso retratado "desde la intimidad" por el fotógrafo Duncan llega a Buitrago

cultura

| 10.05.2018 - Actualizado: 15:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Museo Picasso-Colección Eugenio Arias de Buitrado del Lozoya acogerá desde este 10 de mayo hasta el 22 de julio la exposición 'Picasso por Duncan. La mirada cómplice', una muestra compuesta por 60 fotografías realizadas por David Douglas Duncan durante casi 20 años de amistad con el pintor, al que retrató "desde la intimidad, como ser humano".

"Gracias a esta exposición profundizamos en la vertiente más personal del genio malagueño, y lo hacemos a través de las fotografías de otro gran artista, que nos lo presenta, desde la intimidad, como ser humano", ha explicado el consejero de Cultura, Turismo y Deportes de la Comunidad de Madrid, Jaime de los Santos.

Tal y como ha recordado De los Santos, "Picasso es uno de los grandes genios de todos los tiempos. Su mirada y su particular modo de entender la belleza, cambiaron para siempre la historia del arte y la historia del mundo". Por su parte, el norteamericano David Douglas Duncan, nacido en 1916, inició su trayectoria profesional como reportero de guerra durante la Segunda Guerra Mundial. En 1946 fue contratado por la revista Life y comenzó una carrera que le llevó a cubrir diferentes conflictos bélicos por todo el mundo.

En 1956, durante una breve estancia en Cannes, Duncan estableció contacto con Pablo Picasso, a quien Robert Capa había prometido presentarle, pero la muerte de este último en la guerra de Indochina en 1954 impidió que cumpliera su compromiso.

Tentando a la suerte, Duncan se puso en contacto con La Californie, hogar de Picasso en Cannes, invocando su amistad con Capa para saludar al pintor. Más tarde, llamó a la puerta de La Californie y Picasso le indicó a Jacqueline, su mujer, que el fotógrafo podía pasar.

Duncan entró y tomó una célebre instantánea con Picasso en la bañera saludando a la cámara, inmortalizando el inicio de diecisiete años de cordial amistad, durante los que Duncan realizó un gran número de fotografías que son un buen ejemplo de la estrecha relación que mantuvieron.

EL MUSEO DEL BARBERO DE PICASSO

La exposición presenta una selección de más de 60 fotografías, entre las casi 25.000 que tomó Duncan del pintor malagueño, procedentes de manera íntegra del Museu Picasso de Barcelona, que se complementan con libros y fotografías procedentes del museo madrileño que conserva la colección del barbero de Picasso, Eugenio Arias.

Estas imágenes muestran escenas cotidianas de Picasso con su familia (especialmente con Jacqueline, su última esposa) y amigos y documentan el proceso creativo del pintor. De manera paralela a la exposición --comisariada por Emmanuel Guigon y Sílvia Domènech, director y jefa de investigación del museo barcelonés-- , el Museo ha programado visitas guiadas todos los domingos en las que el público podrá profundizar en la relación personal y artística entre Douglas Duncan y Picasso.

La Colección Eugenio Arias está compuesta por obras y objetos que Pablo Picasso regaló a su barbero cuando ambos vivían en Vallauris, un pequeño pueblo al sur de Francia, y que por deseo de este último permanecen en su pueblo natal, Buitrago del Lozoya, tras su muerte.

La colección inicial del Museo estaba compuesta por cincuenta piezas, principalmente dibujos, estampas y cerámicas dedicadas a Eugenio Arias y, posteriormente, la Comunidad de Madrid ha ido ampliando la colección y estableciendo un amplio programa educativo y expositivo.

En este sentido, el Museo exhibe la Pieza invitada 'Las tres gracias coronadas', procedente del Museo Picasso de París y la muestra 'Picasso. Retrato de familia', con obra gráfica de la Fundación Bancaja, hasta el 2 de julio. Asimismo, el Museo participa en el programa 'Mutaciones. Intervenciones artísticas en museos' con obras de Loreto Martínez Troncoso, hasta el 22 de julio.