Un corto español sobre los niños soldado, nominado a los Oscar

'Aquel no era yo', escrito y dirigido por el madrileño Esteban Crespo opta a las estatuillas

Crespo: "La sensación ha sido de locura contagiosa.Es un momento muy bonito"

El cortometraje fue galardonado con un premio Goya en 2013, al mejor cortometraje de ficción

Ignacio González felicita al realizador madrileño nominado al Óscar

Esteban Crespo e Ignacio González

cultura

| 16.01.2014 - 17:53 h
REDACCIÓN

El cortometraje español Aquel no era yo, escrito y dirigido por el madrileño Esteban Crespo, fue nominado este jueves a los premios Oscar en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción.

En el mismo bar del centro de Madrid en el que celebraron el Goya conquistado el año pasado, Esteban Crespo y su equipo han festejado hoy, entre abrazos y botes de alegría, la nominación al Óscar por su corto Aquel no era yo, que trata la historia de un niño soldado africano.

Con un ordenador con internet y refrescando cada minuto han seguido la ceremonia de Hollywood, hasta que de pronto alguien ha dicho que estaban en la lista: "La sensación ha sido de locura contagiosa, nos hemos puesto a dar botes y a abrazarnos, es un momento muy bonito", ha relatado el guionista y director madrileño, que será el único representante español en los Óscar.

Protagonizado por Alejandra Lorente, Gustavo Salmerón y Babou Cham, entre otros, el corto se desarrolla en un lugar indeterminado de África, pero en realidad fue rodado en Escalona (Toledo).

"AGARRA AL ESPECTADOR"

"Lo conseguimos con un equipo de arte que hizo un trabajo maravilloso y luego metimos digitalmente palmeras y demás", ha explicado Crespo, que ha conquistado a los académicos con esta historia de denuncia y redención.

"Lo bueno es que lo han visto en pantalla grande y así impresiona, agarra al espectador y le lleva en crescendo hasta el final", ha señalado.

"También es un corto muy apropiado para el mundo Óscar por su temática, espectacularidad -con explosiones, tiroteos y persecuciones incluidas- e incluso la redención final, que es muy americana", ha aventurado.

Crespo aún no ha podido pararse a pensar en cómo y con quien irá a la ceremonia de entrega de los Óscar, que se celebrará el 2 de marzo en el Teatro Dolby de Hollywood.

"No he pensado nada, hasta ahora no me lo he permitido y ahora no tengo tiempo ni cabeza; primero tengo que asimilar que voy a estar ahí, en la alfombra roja, sólo de pensarlo me pongo nervioso", ha confesado.

La noticia le ha pillado en un momento en que preparaba su salto al largometraje. "Tengo tres proyectos, una comedia y dos thrillers, y lo estamos moviendo entre productoras a ver qué pasa. Espero que esta nominación le de un empujón", ha expresado.

Aunque de momento y de inmediato, todo lo que no tenga que ver con el Óscar queda aparcado. "Estoy como paralizado, tengo la sensación de que mi vida cambia, porque el próximo mes y medio ya no voy a poder hacer casi nada".

Además de la satisfacción personal, Crespo ha expresado su alegría por las organizaciones no gubernamentales que luchan para denunciar la utilización de niños soldado -se calcula que puede haber más de 250.000 en todo el mundo- y que han apoyado su corto, que dura algo más de 20 minutos.

"Ya el Goya -conseguido en 2013- les sirvió para dar un empujón, así que imagínate, el Óscar mucho más. Estoy contentísimo de contribuir a poner sobre la palestra este problema, que es actual aunque parezca que nos queda lejos".

La ceremonia de entrega de los premios Oscar 2014 se celebrará el día 2 de marzo en el Dolby Theatre de Hollywood de California. En la 86 edición de los Oscar, el corto de Crespo tendrá como rivales por el premio a Just Before Losing Everything, Helium, Do I Have To Take Care of Everything? y The Vooman Problem.

IGNACIO GONZÁLEZ FELICITA A CRESPO Y LE DESEA SUERTE

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha dado la enhorabuena al director madrileño Esteban Crespo, que ha sido nominado a los Oscar en la categoría de mejor cortometraje por su trabajo Aquel no era yo, realizado con ayuda de la Comunidad de Madrid.

El presidente autonómico le ha deseado suerte y le ha transmitido el apoyo del Gobierno regional para la promoción de su corto en Hollywood, que ha sido seleccionado por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense para optar al Oscar como mejor Cortometraje de Ficción.

El cortometraje Aquel no era yo ha sido realizado con ayuda de la Comunidad de Madrid tanto para la producción como para su distribución mundial, señala el Gobierno regional en un comunicado.

El trabajo de Crespo ya consiguió el mayor reconocimiento nacional en su categoría en 2013, al hacerse con el Premio Goya al Mejor Cortometraje de Ficción, y ha seguido recibiendo hasta 93 galardones en distintos certámenes de todo el mundo.

Esteban Crespo (Madrid, 1971) inició su trayectoria como director en el mundo del documental, realizando numerosos trabajos para la televisión. Más tarde pasó a ser asesor de contenidos y analista de programas infantiles en Televisión Española y empezó a compaginar estos trabajos con la dirección de cortometrajes.

Los anteriores cortometrajes de Esteban Crespo, Siempre quise trabajar en una fábrica, Fin y Lala también fueron merecedores de las ayudas a la producción de la Comunidad de Madrid, así como Nadie tiene la culpa, que resultó seleccionado para el programa del festival Madrid en Corto de 2011.

SATISFACCIÓN ENTRE LAS ONGs

La nominación ha llenado de satisfacción a las ONG Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación el Compromiso y Save the Children, que trabajan en España contra la utilización de menores como soldado.

Estas ONG participaron en la producción del cortometraje, que se estrenó en febrero de 2012 en el cine Capitol de Madrid. Desde entonces, la cinta ha recorrido numerosos festivales internacionales y nacionales, y fue premiada, entre otros galardones, con el Goya 2013 al Menor Cortometraje de Ficción.

Las organizaciones afirmaron que este corto nació por el deseo de mostrar la dureza de la realidad de los niños y las niñas soldado, y sus secuelas. "Ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de haber hecho las cosas que has hecho", recuerda en el corto un niño exsoldado en Sierra Leona.

Además, la cinta pretende homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan la vida por mejorar la de los demás, como Paula y Kaney, una mujer española y un niño soldado africano que podrían no tener nada en común, pero que llegarán a unir sus vidas irremediablemente a través de un disparo. Su dramática historia, en un escenario de miedo, violencia y redención, queda reflejada en la obra.

Las cinco ONG señalaron que la temática del cortometraje aparece representada en un contexto africano, pero la práctica de reclutar y alistar a menores como soldado es habitual en muchos países en conflicto. Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el reclutamiento y la utilización de niños y niñas soldado menores de 15 años constituye un crimen de guerra.

"Las ONG que trabajamos esta problemática y que hemos participado desde el comienzo en la difusión de este corto celebramos que se encuentre en un escaparate tan global como los Oscar, contribuyendo a la sensibilización y movilización de la sociedad internacional para el fin de la utilización de menores como soldado", concluyeron.