Un 36,1% de los españoles no lee nunca

Cultura reclama el mismo tiempo para lectura en la escuela que la para la Educación Física

Más de un 40% los ciudadanos asegura no tener interés por la lectura o por el mundo de la cultura en general, según el CIS

Hay más mujeres lectoras que hombres y el perfil de los que leen es el de una persona urbana entre 30 y 55 años y con formación universitaria

cultura

| 10.01.2017 - 15:04 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
52.9%
No
47.1%

Un 36,1% de los españoles no lee, según el último informe del CIS en cuyos datos se basa la Federación Española de Gremios de Editores para elaborar "La Lectura en España", un análisis sobre los factores que explican esos índices.

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha destacado hoy la necesidad de dedicar en la escuela el mismo tiempo para la lectura que el que se emplea en la Educación Física ya que "se pone mucho empeño en que los chicos hagan deporte" pero también necesitan un "entrenamiento cultural".

Benzo ha participado en el acto de presentación en la Biblioteca Nacional del informe "La Lectura en España", que pone de manifiesto un estancamiento de los hábitos de lectura. El secretario de Estado ha señalado que no se trataría de una asignatura específica sino de que los estudiantes dediquen un tiempo en la escuela a leer de forma "transversal" a todas las asignaturas.

Según el secretario de Estado de Cultura, hay que "reaprender a leer" en España, objetivo que perseguirá el Plan de Fomento de la Lectura que se enmarca en el futuro "Plan Cultura 2020", anunciado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en el Congreso de los Diputados.

EL CIERRE DE LIBRERÍAS, UN DRAMA

El presidente de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), Daniel Fernández, ha considerado también que, al igual que el deporte y la preocupación por su práctica son en España "motivo de orgullo nacional", la lectura "no ha formado parte de las preocupaciones del sistema educativo y social" y ha señalado que el hecho de que cierren bibliotecas y librerías "es un drama".

Fernández ha presentado este informe, un trabajo coordinado por José Antonio Millán, en el que se analiza la situación en la que se encuentra la lectura en España, el tercero que publica la FGEE tras las ediciones de 2002 y 2008.

Según el presidente de los editores, este estudio es "el paisaje tras la batalla de la durísima crisis económica y social" de los últimos años y tras los que se observa un "estancamiento claro de los índices de lectura en España".

SIN INTERÉS POR LA CULTURA

Las encuestas y estadísticas ofrecen datos muy variados, según ha explicado Fernández, ya que mientras la encuesta del CIS cifra en un 35 por ciento de españoles que confiesa que no abre "jamás un libro", otras son peores y sitúan en más de un 40 % los ciudadanos que aseguran no tener interés por la lectura o por el mundo de la cultura en general.

Unas cifras que, según ha indicado el presidente de la FGEE, suponen "un tremendo fracaso como país" ante el que es necesario "corregir rápidamente el rumbo" y por ello ha confiado en que el Plan de Fomento de la Lectura que planea el Gobierno sea aprobado rápidamente.

Junto a estos datos, el informe apunta a un aumento de los lectores "frecuentes" (que leen al menos una vez a la semana) ya que en los últimos 15 años han subido 11,2 puntos, lo que demostraría, ha reconocido Millán, una "desigualdad lectora" creciente en España.

Más mujeres lectoras que hombres, el perfil de los que leen frecuentemente es el de una persona urbana de entre 30 y 55 años y con formación universitaria mientras los que menos se acercan a los libros son los de más edad de zonas rurales.

El informe también critica la regulación que ha hecho la LOMCE de la lectura en los colegios de tal forma que la asignación temporal se ha visto limitada a "un tiempo diario" sin concretar compartiendo espacio "con cuestiones dispares".

Respecto al sistema bibliotecario, el estudio explica que el gasto en adquisiciones ha bajado de 1,50 euros a 56 céntimos por habitante entre 2009 y 2014, lo que ha reducido préstamos (8.349.307 préstamos menos en 2014 que en 2010), a pesar del incremento del número de habitantes inscritos en las bibliotecas que pasa del 28,72 % al 34,49 %, algo que también ocurre con el número de visitas por habitante y año.

© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados