Trueba se postula para los Oscar con "El artista y la modelo"

Rochefort se pone en manos de Trueba para modelar a un octogenario escultor

Al igual que su competidora Blancanieves, está rodada en blanco y negro

cultura

| 26.09.2012 - 19:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El protagonista de la última película de Fernando Trueba es un escultor octogenario y sin esperanza que vuelve a la vida gracias a la inesperada aparición de una joven. Su intérprete, Jean Rochefort, asegura que el papel le llegó "como al artista la modelo", en la forma ideal.

"Yo también esperaba esta película, esta relación casi de enamoramiento", señala el actor francés, de 82 años, que encabeza el reparto de "El artista y la modelo" junto a la joven actriz catalana Aida Folch.

Rochefort, Folch y Trueba, que hoy han presentado en el Museo Thyssen Bornesmisza la película, han hablado con Efe con motivo de la proyección del filme en San Sebastián, que compite por la Concha de Oro.

Fernando Trueba escribió el guión pensando ya en el actor galo y Rochefort, que se considera una persona de "temperamento melancólico" como el Marc Cros de la película, apunta con "poca humildad": "Creo que tenía razón".

Considera que actualmente hay "una escuela" de jóvenes que sí desean relacionarse con las personas mayores, aunque opina que a cambio los ancianos no deben resultar "aburridos". En su caso, la receta es "escuchar a los demás".

Mientras, Aida Folch afirma que a ella le gusta "estar con gente de todas las edades". "Todos podemos enseñar mucho. Lo importante son las personas y las pequeñas cosas de la vida", añade. Con "El artista y la modelo" admite que sintió "presión y miedo" por temor a no estar a la altura de actores a los que admira "tanto", de un reparto del que también forman parte Claudia Cardinale y Chus Lampreave, del que destaca su "generosidad" hacia ella.

DE NUEVO CON AIDA FOLCH

Afirma que este segundo rodaje con Trueba ha sido "mucho más especial" que el de "El embrujo de Shangai" hace diez años que, no obstante, recuerda fue "muy mágico".

"Soy consciente de que este trabajo ya no es un juego como era antes", dice, cuando Trueba la trataba como a "una niña actriz", lo que desde luego no ha ocurrido ahora, cuando ha saboreado "cada minuto, cada momento".

Hay muchos directores que le "encantan" y con los que desearía trabajar, pero subraya que Trueba es para ella "una persona muy especial" y siente "alegría" de poder expresar esos sentimientos de admiración hacia él porque es "muy importante" en su vida y su carrera.

Trueba explica que "El artista y la modelo" era un proyecto antiguo que no había acometido porque le imponía "demasiado respeto" retratar a un personaje de una edad aún muy alejada de la suya. Su idea de rodarla en blanco y negro permaneció invariable desde el principio.

Quizá, precisa, porque las imágenes que tiene de los talleres de los artistas vienen de las fotos de Brassai, de Cartier Bresson, de Douglas Duncan, "de todos aquellos fotógrafos amigos de artistas que elegían sus estudios como un paisaje muy fotogénico".

"Desde niño he tenido fascinación por ese tipo de lugares, ese decorado", asegura. Ha escrito la historia junto a Jean-Claude Carrière, el guionista de Buñuel y Milos Forman. Es su primera colaboración y le gustaría que no fuera la última.

"Es uno de los grandes guionistas de la historia del cine y tiene a la vez la edad del personaje, lo que me ha ayudado mucho a no patinar en ese aspecto. Ha sido excelente", indica el autor de "Belle Époque", galardonada con un àscar.

También está satisfecho de su reparto, de la elección de Rochefort. Dice que pensó en él como el actor "ideal" para el papel porque, además de "gravedad y tristeza", necesitaba que su personaje fuera "un hombre con ironía, humor, un ser humano vulnerable y frágil".

"Y Jean tiene todo eso, esa humanidad que transpira por todas partes", destaca Trueba del actor francés, de quien hace más de dos décadas fue "El marido de la peluquera".