Soraya Arnelas regresa con una canción del verano

Soraya (Soraya)

cultura

| 03.05.2013 - 17:42 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Después de recabar la colaboración del afamado DJ francés Antoine Clamaran en su anterior álbum, "Dreamer" (2010), la cantante Soraya Arnelas reconoce que, como adelanto de su vuelta al estudio, ha decidido lanzar "un temita de verano sin ninguna pretensión", la canción "Con fuego".

"Mucha gente me dice que me he relajado, que es un tema muy fácil, pero es lo que quiere la gente: bailar. El público no está para sentarse en su casa y cortarse las venas, lo que quiere es olvidarse de los problemas, y este tema aporta positividad", ha declarado a Efe esta artista extremeña, surgida del concurso de televisión "Operación Triunfo".

En una entrevista concedida al programa de EFE Radio "La hora de Luján", presentado por Luján Argüelles, Arnelas ha explicado que la canción acompaña a un cortometraje que fue grabado en Benidorm (Alicante), en busca de una atmósfera que remitiera a California.

Se trata de un adelanto de su nuevo álbum, el sexto de su carrera, que llegará después del verano, gracias a los seguidores que han suscrito una iniciativa de mecenazgo colectivo en apoyo a este lanzamiento y a la artista, que ha asumido plenamente las riendas, riesgos y costes de su carrera.

UN ESTILO "MUY EUROPEO"

Aspira a consolidar su incursión en mercados extranjeros como los de Francia, Bélgica, Suiza, Holanda y Suecia mediante un estilo que define como "muy europeo", sin olvidarse de latitudes aún más lejanas, como México, donde estudia volver.

"Estoy más serena. Los treinta años me han venido muy bien, rompí con mi anterior pareja y me saqué el carné de conducir, que había sido el mayor reto de mi vida (...). Aquel día, cogiendo mi propio coche, me dije que, si tenía el volante en mis manos, era capaz de hacer cualquier cosa en esta vida", ha reconocido.

En un alarde de sinceridad, añade que de aquella manera rompió una barrera y dejó atrás muchas cosas que no la dejaban seguir evolucionando. "Entre ellas estaba mi anterior pareja", apostilla sobre su acabada relación con el sueco Jonathan Moen.

Ahora se declara "feliz" con un nuevo novio por el que se siente respaldada y se presenta con un nuevo "look", con el pelo rapado de color rubio platino.

"Cada disco es una vida nueva. No se pueden vivir seis álbumes de la misma manera, con el mismo pelo y la misma pestaña. A mí me gusta cambiar, en cada álbum trato de mostrar una esquina de mí misma y en esta ocasión estoy más desnuda que nunca", afirma.

Entre los cambios físicos más evidentes, se encuentra el de su reducción de pecho. Reconoce que se ha sometido a tres intervenciones en esta parte de su anatomía "por una cuestión de salud inicialmente, que luego terminó siendo de estética".

"A mí me gustaba subirme al escenario y bailar, y con mucho pecho no es fácil. Al final es una cosa de comodidad. Tampoco necesito unos grandes pechos para ser mujer: soy mujer igualmente", concluye la artista, que actuará este sábado en Lillo (Toledo), el día 11 en el club Snob de Tánger (Marruecos) y el 17 dentro del Primavera Pop de Barcelona.