Clasicismo y comodidad en la colección invernal de TCN

cultura

| 04.02.2012 - 14:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Totón Comella, creadora de TCN, ha hecho un cóctel de clasicismo y comodidad en su próxima colección invernal, en la que recurre al estilo "preppy", originario de los estudiantes norteamericanos de élite, con prendas básicas como abrigos por encima de la rodilla y los pantalones "pijameros".

En la próxima temporada otoño-invierno la diseñadora depura su estilo y da valor a los tejidos y el corte de las prendas, recuperando las líneas rectas de la sastrería clásica y la geometría de los patrones.

En un estilo relajado y muy "casual", TCN llena el guardarropa de prendas de abrigo y pantalones "pijameros" cortados en seda, anchos de perneras y con la cintura fruncida, pero también de pantalones inspirados en el chándal, cómodos, de tiro largo y siempre combinados con tacones.

En un juego entre la calidez exterior y la sugerencia interior, la diseñadora ha mostrado sobre la pasarela ocho sugerentes conjuntos lenceros -en dos tandas de cuatro- de un gran colorido.

Las faldas, lenceras o fruncidas, al igual que los vestidos, aportan el toque imprescindible del detalle lencero, propio de la marca, a la que Comella añade unos vistosos chalecos de plumas que dan color y volumen a la colección, siempre coronada por originales sombreros en tweed y grandes collares de cadenas.

El desfile, roto continuamente por el fallo de la música en la sala, lleno la pasarela de abrigos y chaquetones de felpa, pantalones cómodos y versátiles, y tejidos de seda con estampados corbateros.

La firma reserva la franela para los pantalones, cortos y largos, de cuadros, en una colección que se completa con originales y prácticos bolsos "oversize" llenos de detalles.

MURT RECUPERA EL PUNTO

En una fría mañana de sábado, en la que Madrid Fashion Week afronta su penúltima jornada, Sita Murt ha puesto el punto cálido a las bajas temperaturas con una colección en la que la diseñadora recupera la tradición antigua del punto para confeccionar todo tipo de prendas.

Vestidos, chaquetones largos y cortos, mini capas, abrigos y jerseys de punto gordo, trabajado con técnicas antiguas y diferentes texturas y relieves, han llenado la pasarela de calidez y originales detalles en los que la estrella son los flecos de punto grueso.

La diseñadora catalana combina hábilmente el punto con delicadas prendas de seda estampada que mezclan hilos y colores, a veces con un ligero toque brillante, como en sus vestidos de hilos plateados que combina con favorecedores detalles, en la cintura y el cuello, de verde pistacho.

Sobre una paleta cromática de marrones, tejas, malvas, beige, azules o naranjas, la modista introduce trajes, anchos pantalones de cintura alta, blusas transparentes y etéreos vestidos de punto.

La colección para el próximo otoño-invierno de Sita Murt, totalmente en tonos lisos, sólo apuesta por los estampados en sus vestidos de gasa azul a los que la diseñadora da un toque floral.

Elena Martín, creadora de la firma Martín Lamothe, ha querido adelantar la primavera al convertir la pasarela en un jardín urbano por el que han desfilado los y las modelos, en la penúltima jornada de Madrid Fashion Week, ataviados con tejidos de abrigo de cálido cashmere combinados con puntos de "nylon" semitransparente en camisas y vestidos.

Los hombres y mujeres de Lamothe se visten la próxima temporada con largas chaquetas confeccionadas en punto grueso tricotado del revés, lanoso o metalizado, mientras que los estampados de corte geométrico se reservan para las gasas.

La piel esculpida, en alusión a la naturaleza, cobra protagonismo el próximo invierno en abrigos y trajes masculinos y femeninos, al igual que el cuero de badana natural, con el que da volumen a las prendas con formas que se asemejan a los minerales.

Este look natural, en verdes, marrones y negros, los combina la firma con unos elegantes bombines adaptados a la colección por Sombrerería Mil.