Se caen dos capiteles románicos en el Museo Arqueológico sin causar daños

cultura

| 10.06.2015 - 09:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Dos capiteles románicos ubicados en la sala dedicada al Mundo Medieval: Reinos Cristianos del Museo Arqueológico Nacional se han caído esta tarde, en torno a las 16.40 horas, sin causar daños personales.

La sala, en la que se encontraban seis personas en el momento del desprendimiento, ha sido precintada por el personal del museo, que ya ha puesto en marcha una investigación junto a los técnicos de la empresa responsable del montaje (EMPTY), según ha informado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en una nota de prensa.

A expensas de conocer los resultados de esta evaluación que determinen las causas de la caída, el análisis preliminar concluye que uno de los capiteles, que se encontraba anclado a la pared, ha cedido por una zona reintegrada con resinas, empujando a un segundo capitel situado sobre un fuste metálico.

Mientras se desarrolla la investigación, el área en el que se encontraban los capiteles permanecerá precintada, pudiendo visitarse el resto de la sala con normalidad. Los daños sufridos en la piedra original del primer capitel "han sido mínimos", y únicamente ha visto afectada una voluta y unos elementos no originales añadidos en una antigua restauración. El segundo capitel no ha sufrido ningún daño.

En ambos casos, añade la nota, el equipo de conservadores y restauradores del Museo será el encargado de subsanar los daños y analizar en detalle el estado en el que se encuentran ambos capiteles, así como del resto que se exhiben en la misma sala.

Ambos capiteles proceden del Monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campo y constan de tres frentes. En el primero, el frente principal tiene, sobre una decoración de hojas, la figura en altorrelieve de un jinete coronado (al que le falta el rostro) y en los lados grandes hojas y volutas se retuercen sobre otra hoja finamente ejecutada. En el segundo, también de tres frentes, aparece representado Cristo, el apostolado y seis figuras.