Santi Senso presenta 'Pornocapitalismo, a sangre viva'

Se trata del nuevo Acto Íntimo del artista

Del 11 al 15 de mayo en el Teatro del Arte durante el Festival Surge Madrid

Del 11 al 15 de mayo en el Teatro del Arte

cultura

| 03.05.2016 - Actualizado: 13:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

¿Para qué luchamos?. ¿Para quién combatimos? ¿Por qué corremos? Pornocapitalismo es un nuevo acto íntimo a sangre viva donde los líderes políticos, empresarios, patriarcas, reverendos, proxenetas; esos que se creen los dueños y señores, vivirán una vez más los últimos minutos de vida de sus súbditos.

Los marginados, analfabetos, trabajadores, sumisos, fieles, devotos de la mentira que pelearán por complacer al que dirige el terror. Lo que no saben estos líderes es que si mueren sus gallos, el corral se derrumba. Y sin corral no hay gallinas que alimentar día y noche, para que en tan solo en unos días nazcan otras bestias para combatir.

No podemos vivir eternamente, pero sí ser recordados y nunca olvidados por nuestras hazañas, fechorías, por la maldad. Sí, ¿eso dicen no? que se recuerda más a los malos que a los buenos. Los esclavo de la mentira son los que gritarán sus nombres, se tatuarán marcando sus cuerpos estigmatizándolos para siempre, venerando a esos Dioses desconocidos hasta la descomposición de su piel.

SINOPSIS

Pornocapitalismo, visibiliza la ambición de los que desean ser recordados eternamente y esos no solo son los dictadores, los políticos, los empresarios, o los soldados llamados héroes; sino también los jornaleros, los panaderos, las cajeras, los arquitectos. Todos deseamos trascender y ser recordados porque esto es lo que nos hace eternos, eternas.

No sólo es una ambición de los poderosos. El problema de ellos es la intolerancia y que piensan que los diferentes a ellos son escoria y deben luchar para conseguir nada, solo enriquecer y divertir a los seres capitalistas.

Pero los que verdaderamente luchan y están al frente son los gallos de pelea, perros de presa, gladiadores, luchadores no libres, hermanos, vecinos, amantes, hombres y mujeres que gritan el nombre de alguien que ni si quiera conocen y se encuentran peleando en el campo de batalla, en un ring desolado, en una pista de circo donde los niños no ríen sino lloran por los caídos del trapecio y recogen los cuerpos, unos payasos autómatas que limpian la sangre para que las bestias no se resbalen en el siguiente número, en ese segundo round donde fulminarán sus restos.

Pornocapitalismo a sangre viva se representa del 11 al 14 de mayo a las 20:30h y el 15 de mayo a las 18:30h en el Teatro del Arte durante el Festival Surge Madrid.

ACTOS ÍNTIMOS

Definir qué son los actos íntimos, es prácticamente imposible. Y esto es porque no responde a lo entendido como teatro convencional. Los espectadores, no son simples testigos de lo que sucede. Son parte activa, figurantes, actores, secretarios, interventores, relatores, guías y guiados. La cuarta pared desaparece en favor de la mirada directa. De la esencia que se encierra en los ojos de quienes

participan y dirigen los actos íntimos.

El único arma de este tipo de espectáculo se encierra en la honestidad de la propia verdad. De cómo se cuenta y se entrega el alma en cada uno de ellos. De los temas tratados, que sin adornos son afrontados desde la parte más animal y primitiva del espíritu humano. El corazón se pone a disposición de conceptos que, en ocasiones, oprimen la razón y por si solos no son capaces de ser liberados.

Sentir la unidad, la compañía. Que el goce y el sufrimiento vayan de la mano y ayuden a comprender el porqué de la vida, de los traumas, de la alegría, del aliento, de la agonía, de la muerte. En los actos íntimos es necesario destacar la búsqueda de la estimulación sensitiva.

La puesta en escena se cuida en todos los planos del espectáculo. Los olores, texturas, luces, atrezzo, música, vestuario, posición actoral e incluso la inclusión del espectador en ese ambiente creado.

Todo está pensado, meditado y cuidado. El hecho de que los espectadores formen parte de la "dramaturgia viva" hace que cada uno de los pases de un mismo espectáculo resulten diferentes. Las energías interventoras varían como lo hace el público que acompaña.

Dicen que los actos íntimos sólo son para los valientes y “valientas” que se atreven a compartirse. Que nunca debes crearte expectativas de los que sucederá porque te frustrarás, y de esto nadie se hace responsable pues cada uno debe cargar, canalizar, y digerir sus actos para atacar. Nunca proyectes la negación y cuidado con juzgarlos porque dañarás tu ego.

Un joven sabio dio que: “Los actos íntimos no son fórmulas matemáticas”. Debe ser por esta razón por la que buscar el resultado se convierte en un error, pues no es el fin sino el camino el que define a este tipo de teatro.

La vulnerabilidad, la entrega, la pasión, los deseos por lo que suceda sin previo ensayo, ni pactos. Sólo la verdad, la honestidad. No existe ningún conflicto previo, ni nudos para desenlazar. Sin máscaras, sólo la vida, con sus miedos, sueños, las ganas y la desgana, heridas y marcas. Un ser humano, sin artificios.

No hace mucho tiempo un chico, de forma inocente, dio: “Los Actos Íntimos no tienen fronteras pues están dentro de nosotros”. Atendiendo a sus palabras, con muchas ganas de Penetraros SinViolaros.