Roman Ondák propone un paseo alrededor del Palacio de Cristal del Retiro

(Archivo)

cultura

| 19.09.2013 - Actualizado: 16:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El espectador es parte activa en la instalación que el artista eslovaco Roman Ondák ha creado específicamente para el Palacio de Cristal del Retiro, una pasarela que recorre exteriormente el edificio y por la que los visitantes pueden transitar.

En la relación que se produce entre los visitantes, que desde fuera contemplan el interior, y los que desde dentro observan a esos visitantes y a la naturaleza del parque, se encuentra el sentido que el artista ha querido dar a "Escena", instalación con un importante contenido arquitectónico.

Considerado como un maestro en torcer sutilmente lo cotidiano y reconocido como uno de los más destacados exponentes de una nueva generación de creadores eslovacos, Ondák (Zilina, Eslovaquia, 1966) propone con sus obras situaciones temporales en las que la presencia de objetos y personas, así como las modificaciones realizadas en el espacio, suelen pasar desapercibidas al público en una primera aproximación.

El Reina Sofía inaugura la temporada con esta exposición en la que según su director, Manuel Borja Villel, se puede ver el trabajo de un artista que, como ocurre con el arte contemporáneo actual, no hace su trabajo con un medio específico "sino que es un tipo de creación que atraviesa diversas disciplinas".

"CONSIGUE CAMBIAR LA REALIDAD"

El público que acuda al Palacio de Cristal "puede preguntarse dónde está la obra, pues la pasarela parece que siempre ha estado ahí", comentó el director para quien "Escena" no es tanto una pieza como una situación "y adquiere sentido cuando el espectador forma parte de ella".

Joao Fernandes, comisario de la muestra y subdirector del Reina Sofía, consideró que Roman Ondák deja las cosas como están, introduce un cambio y propone la observación. "En esta ocasión nos propone una relación con el Palacio de Cristal de una manera muy distinta a la habitual. Consigue cambiar la relación con la realidad".

"Escena" es el homenaje que Ondák ha querido rendir a Madrid, ciudad de la que me enamoró cuando vino por primera vez, y en ella ha pretendido "respetar el edificio a la vez que le daba una nueva perspectiva", comentó el artista, que ha querido dar las gracias a los visitantes "que serán los verdaderos protagonistas de la obra".

Según el creador eslavo, se trata más de una escultura que de una obra arquitectónica. "El Palacio de Cristal es una sala de arte y la gente que viene aquí lo sabe. Eso le da calidad al lugar y por esa razón he hecho esta intervención, que no la hubiera creado para un edificio normal", ha explicado.

Roman Ondák ha trabajado muchos lenguajes ya que para él el medio es secundario en su trabajo. "Primero tengo una idea, que no se cómo voy a desarrollarla, algo que va saliendo poco a poco", ha comentado y ha reconocido que le interesa trabajar "en las formas tridimensionales".

Transmitir su propia historia, su vida y experiencia es el origen de sus piezas y, posteriormente, buscar el lenguaje. "Empecé como pintor pero era algo que no me satisfacía", ha señalado Ondák, para quien es importante la intuición y la empatía.

"Escena" está relacionada con algunas de sus producciones más recientes: hacer cola a la puerta de una institución artística, enseñar a andar a un niño en una galería de arte, colocar macetas en dos balcones de manera idéntica o extraer de las paredes de una habitación sus enchufes para mostrarlos como unidad e incidir en la noción de espacio.