Ricardo Darín se ríe del choque de culturas en Un cuento chino

El director Sebastián Borensztein aborda las dificultades de comunicación entre Darín y un joven chino

Un millón de espectadores respaldan la última comedia del cine argentino

cultura

| 06.06.2011 - 15:08 h

Daniel.Mateos@telemadrid.es

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ricardo Darín es un ferretero huraño y poco dado a las relaciones sociales que se ve obligado a acoger a un inmigrante chino que ha sobrevivido a una tragedia: tuvo que ver cómo su novia moría, al ser aplastada por una vaca que caía del cielo mientras daban un paseo en barca.

Darín arrastra además un oscuro pasado como excombatiente en la Guerra de las Malvinas, una circunstancia que le ha llevado a alejarse de cualquier relación con su entorno. La llegada del joven chino Jun obligará a Roberto (el personaje interpretado por Darín) a salir de su reclusión. A pesar de las dificultades de comunicación por el idioma, Roberto tratará de ayudar a Jun en su periplo argentino.

El director Sebastián Borensztein define "Un cuento chino" como una fábula que habla sobre las preocupaciones universales del hombre, por encima de las dificultades de comunicación y del tradicional desencuentro entre oriente y occidente. "Un cuento chino" retrata a dos hombres situados en las antípodas geográficas y del pensamiento que se ven obligados a convivir. Los dos trabarán una relación en la que descubrirán un sentido común.

La película protagonizada por Ricardo Darín y el joven Huang Sheng Huang se ha rodado entre Buenos Aires y la comunidad valenciana (los estudios de la Ciudad de la Luz en Alicanter, Mutxamel y Bocairent). Se estrena el próximo 17 de Junio.