Rajoy: la grandeza de España se levantó superando reveses para llegar mas alto

Afirma que los "sacrificios" de las "grandes obras" tendrán "pleno sentido" cuando terminen

cultura

| 11.12.2012 - 12:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha valorado hoy en el Real Alcázar de Sevilla el patrimonio histórico-artístico atesorado en España "piedra sobre piedra" y superando "cada revés para llegar más alto" porque supone "un poderoso" elemento de futuro mediante "la marca España". "No se me ocurre mejor escenario que este para reivindicar ese futuro. Las grandes obras se levantan piedra sobre piedra. Su construcción exige un proyecto clave, superar cada revés para llegar más alto y una vez culminada esta empresa común es cuando los sacrificios realizados cobran pleno sentido", ha aseverado.

Rajoy, quien ha presidido la conmemoración del XXV aniversario de la proclamación por la UNESCO del Real Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias sevillanos como patrimonio de la humanidad, ha destacado que la pluralidad del legado histórico-cultural español converge ahora "en un poderoso polo de atracción" de la marca España.

Para el presidente del Gobierno, España, "ingrediente esencial de la civilización occidental", ha logrado custodiar sus monumentos "sin convertirlos en estereotipos" y ahora los promueve a través de la marca España como una "ambiciosa herramienta de diplomacia pública".

En su opinión, el legado histórico-artístico español supone una fortaleza "de dimensión estratégica" para el futuro mediante el fomento de un turismo de calidad "de enorme valor añadido" y de una cultura "global" que aproveche la lengua española con "vocación de universalidad" en un escenario en el que España "está llamada a desempeñar un papel protagonista".

Sería equivocado, ha dicho, "limitar la mirada al patrimonio como una interpretación del pasado" pues es un valor "que irradia futuro" del que los españoles deben sentirse "orgullosos", desde los fondos marinos como "fuente inagotable de riqueza cultural y nacional" hasta sus valiosos monumentos,

Para el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, la capital andaluza es crisol "de todas las manifestaciones del esplendor español", por lo que se ha comprometido a aumentar la zona monumental protegida de la ciudad y a crear una oficina permanente de la UNESCO.

En su opinión, la protección del Real Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias "es solo un punto de partida" pues su intención es que el patrimonio sevillano protegido crezca hasta situar a Sevilla "en el lugar que le corresponde como ciudad universal y monumento universal a la tolerancia".

El arzobispo sevillano, Juan José Asenjo, ha evocado la decisión de los canónigos que ordenaron construir un templo tal "que las generaciones venideras" los tuvieran "por locos".

El Real Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias de Sevilla forman un singular conjunto histórico-artístico que preserva tres mil años de historia y sintetiza culturas y religiones.

El Real Alcázar está considerado el palacio real en activo más antiguo de Europa pues fue residencia de reyes árabes y, a partir de 1248, de Fernando III, conquistador de Sevilla y de los sucesivos monarcas españoles, incluido Juan Carlos I, quien lo ha usado en diversas ocasiones, como la Expo 92 o la boda de la Infanta Elena.

La catedral sevillana es el tercer templo católico más grande de Europa, tras el Vaticano y San Pablo de Londres, el mayor edificio gótico del mundo y une a su valor patrimonial cristiano la Giralda, el alminar de casi cien metros de altura de la mezquita cuya construcción acabó en 1197.

El Archivo de Indias fue creado en 1785 por Carlos III para recoger toda la documentación sobre el Descubrimiento de América y desde entonces se le considera el centro de estudios iberoamericanos más importante del mundo.

La declaración como patrimonio de la humanidad de este conjunto histórico-artístico ha estado en peligro por la construcción de la Torre Pelli, rascacielos que supera en altura a la Giralda y que fue investigado por la UNESCO.

A la conmemoración de hoy, celebrada en el Salón de Tapices del Real Alcázar, no ha asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, como estaba anunciado, sino el secretario de Estado José María Lasalle; el consejero andaluz de Cultura y deporte, Luciano Alonso, el presidente de honor del PP andaluz, Javier Arenas, y unos 150 invitados.