Quentin Tarantino llevará al cine los asesinatos de la Familia Manson

cultura

| 16.07.2017 - 14:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Quentin Tarantino tiene nuevo proyecto entre manos. Tras dos westerns consecutivos, Django Desencadenado y Los Odiosos Ocho, el director ya trabaja en una película que llevará al cine los macabros crímenes perpetrados por 'La Familia' de Charles Manson. Un proyecto en el que el director de Pulp Fiction y Kill Bill quiere contar con Brad Pitt y Jennifer Lawrence como protagonistas.

Según informa The Hollywood Repoter, Taratino está ultimando ya el guión de la película que relatará los asesinatos perpetrados por Charles Manson y sus acólitos, el grupo de seguidores a los que denominaba La Familia, en Los Angeles a finales de los sesenta.

El filme podría comenzar a rodarse en la segunda mitad de 2018 y, según el medio estadounidense, una de las historias troncales del argumento será -como no podía ser de otro modo- el terrible asesinato de Sharon Tate y otras cuatro personas en una residencia de Los Angeles el 8 de agosto de 1969.

La actriz, esposa del director Roman Polanski en ese momento, y estaba embarazada de ocho meses cuando fue asesianda por cuatro de los seguidores de Charles Manson. Tate tenía por aquel entonces 26 años, la misma edad que tiene ahora Jennifer Lawrence, que todo indica es la elección de Tarantino para el papel de la esposa de Polanski.

De confirmarse su incorporación al proyecto, sería la primera vez que Lawrence rueda a los órdenes de Tarantino, que ya puso sus ojos en la ganadora del Oscar para su anterior proyecto, Los Odiosos Ocho.

Otro nombre que suena con fuerza para el reparto del filme es el de Brad Pitt, que volvería así a trabajar con Tarantino tras protagonizar Malditos Bastardos en 2009.

Esta será la novena película dirigida por Tarantino, que ya anunció hace meses su intención de dejar el cine después de su décima cinta, y la primera basada en una historia real.