El funeral por Fandiño se celebrará este lunes en Orduña (Vizcaya)

Dolor y lágrimas en un sentido minuto de silencio por Iván Fandiño en Las Ventas

Toreros y políticos muestran su pésame por la muerte del torero

cultura

| 18.06.2017 - 09:08 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los restos mortales del torero vizcaíno Iván Fandiño han llegado pasadas las 20:00 horas de esta tarde al tanatorio de Amurrio (Álava) donde será velado y posteriormente incinerado en el crematorio de la cercana localidad de Llodio.

El municipio alavés de Amurrio está situado a menos de diez kilómetros de Orduña (Vizcaya), donde Fandiño nació y vivió su infancia con sus padres y hermana. Muchos de sus ciudadanos han acudido hoy al tanatorio para expresar su pésame a la familia.

Este municipio acogerá mañana su funeral, que se celebrará a las 18:30 en la iglesia de Santa María.

La familia del diestro, que estaba casado y tenía una niña que aún no ha cumplido los dos años, ha pedido vivir este momento con intimidad.

Fandiño era muy querido por los aficionados a los toros de la comarca y contaba también con el cariño de sus vecinos de Orduña. De hecho fue el pregonero de las fiestas de la localidad en 2015, por lo que se espera que su funeral sea mañana multitudinario.

Iván Fandiño, de 36 años, falleció ayer en la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de Baltasar Ibán de nombre "Provechito", que lo corneó en el costado derecho después de perder pie a la hora de instrumentar un quite por chicuelinas.

El torero vizcaíno ya entró "crítico" a la enfermería de la plaza, donde lo estabilizaron en un primer momento aunque acabó falleciendo en el trayecto de 33 kilómetros en ambulancia al hospital "Layné" de Mont de Marsan de un segundo paro cardiaco tras presentar "destrozos irreparables" en órganos vitales como hígado, riñón y pulmones.

EMOCIONANTE HOMENAJE EN LAS VENTAS

El emocionante recuerdo a Iván Fandiño, el último torero caído en un coso taurino, ha llegado hasta Las Ventas, la plaza que lo catapultó hasta posicionarlo en lo más alto de la profesión, y que esta tarde ha guardado un sentido y respetuoso minuto de silencio en su memoria.

Estos han sido los prolegómenos de la novillada picada que tiene lugar esta tarde en Las Ventas, en la que están anunciados los jóvenes Ángel Jiménez, Ángel Sánchez y el venezolano Jesús Enrique Colombo, con utreros de la ganadería de José Luis Marca.

Mucha emoción en el ambiente previo al paseíllo, que se trenzó en silencio, sin música de acompañamiento, y ha habido también lágrimas en muchos de los rostros que, mirando al cielo, se acordaban inevitablemente del torero de Orduña, uno de los últimos consentidos de la afición madrileña, de ahí que las banderas de la plaza de Madrid ondeen también a media asta en señal de duelo.

Y la pancarta que se ha desplegado desde el tendido 7 en la que, con un crespón, rezaba el siguiente mensaje: "Iván Fandiño, siempre en el recuerdo de la afición".

Después de dos actuaciones como novillero, Fandiño confirmó alternativa en el año 2009, la primera de las veintiocho tardes en las que volvió a pisar el albero de la Monumental madrileña, la ultima de ellas el pasado 29 de mayo, con una estadística de 11 orejas cortadas y una salida a hombros, la protagonizada la tarde del 13 de mayo de 2014.

TOREROS Y POLITICOS MUESTRAN SU PESAR POR LA MUERTE DEL TORERO

Los Reyes han expresado sus condolencias por el fallecimiento de Iván Fandiño, al que han definido como "gran figura del toreo".

En un mensaje en Twitter, don Felipe y doña Letizia expresan su "sentido homenaje y nuestro recuerdo para Iván Fandiño, gran figura del toreo".

Asimismo, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha lamentado su muerte y ha enviado sus condolencias a la familia del matador y a los aficionados taurinos.

"Quiero transmitir mis condolencias a la familia de Iván Fandiño, así como a los aficionados y al mundo del toro en general, a los que me uno en el sentimiento por la triste pérdida de este joven torero", ha dicho el ministro poco después de conocer que el torero de Orduña (Vizcaya) había perdido la vida en el ruedo.

Por su parte, el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, se ha sumado también al pesar por la pérdida de Fandiño y ha recordado que ambos eran amigos "desde hacía varios años".

Enrique Ponce califica a Fandiño de "torerazo" y añade en se cuenta de Twitter: "siempre te recordaré en esas tardes compartiendo la gloria del toreo".

Por su parte, Alejandro Talavante señala en esta red que "el cobarde muere mil veces, el valiente solo una", e ilustra su mensaje con una foto del fallecido.

El torero peruano Andrés Roca Rey afirma: "la puerta grande del cielo se abre para ti, torero·

El francés Sebastián Castella dice en un twitt que "la muerte se ha llevado a un amigo y de algún modo parte de nuestras almas".

Otro torero, David Fandilla recuerda: "muchos sueños compartidos y momentos inolvidables a tu lado".

Los diestros Diego Urdiales, Paco Ureña, Manuel Escribano, Juan Mora, Pepe Moral, El Cid y Gines Marín, entre otros, también han destacado la figura de Fandiño y han enviado sus condolencias a familiares y amigos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, recuerda "tantas tardes que nos regaló de arte y valentía".

Asimismo, los ganaderos Victorino y Adolfo Martín, y Victoriano del Río, entre otros, también han mostrado su pesar por la muerte del torero vasco.

CORNADA DE 15 CENTIMETROS

El torero español Iván Fandiño falleció este sábado a consecuencia de una gravísima cornada inferida por un toro de la ganadería de Baltasar Ibán en la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour.

El diestro vizcaíno, de 36 años, fue prendido por el tercer toro, cuando realizaba un quite con el capote por chicuelinas. El animal pisó el capote y el diestro cayó al suelo por el embiste del toro.

Pese a que logró levantarse, el toro le siguió, volvió a derribarle y fue en ese momento cuando el animal le metió el pitón por el costado derecho.

Una cornada de 15 centímetros que afectó a órganos vitales, entre ellos el pulmón, indicaron a Efe fuentes oficiales.

A toda prisa fue conducido a la enfermería por las cuadrillas y compañeros, a uno de los cuales, el francés Thomas Dufau, pronunció Fandiño sus últimas palabras: "Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo", según recoge el diario local Sud-Oest.

Fandiño estuvo más de una hora en la enfermería y no fue trasladado al hospital hasta que finalizó la corrida.

Durante ese largo tiempo, los doctores que le supervisaron en un primer momento, muy preocupados al no conocer todavía el alcance de la cornada, decidieron sedarle por completo, pues, según palabras de los propios galenos al apoderado de Juan del Álamo, Rui Bento Vasques, que accedió a la enfermería para interesarse por su estado de salud, el diestro pegaba "auténticos alaridos de dolor".

Después del festejo fue trasladado en ambulancia para recorrer los 33 kilómetros que separan las ciudades francesas de Aire Sur L'Adour y Mont de Marsan, pero Fandiño entró en el hospital "clínicamente muerto", según declaraciones al mismo diario del cirujano que lo asistió en el hospital "Layné".

La muerte de Fandiño recuerda a la de Francisco Rivera "Paquirri", que también falleció en la ambulancia que le trasladaba de Pozoblanco a Córdoba, en el sur de España.

Con la muerte de Iván Fandiño, son dos los toreros fallecidos a consecuencia de una cornada en lo que va de siglo después de la de Víctor Barrio, que hace un año perdió también la vida en la plaza de toros de Teruel, nordeste español.