'Política: manual de instrucciones'

León de Aranoa defiende su documental sobre Podemos: "He trabajado con independencia y libertad"

cultura

| 02.06.2016 - 18:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Este viernes llega a los cines, "Política, manual de instrucciones", la última pelicula de Fernando León de Aranoa. Un trabajo documental donde se cuenta al detalle el proceso de construcción de Podemos. Dos años de seguimiento para contar la intrahistoria de la formación morada.

El director Fernando León de Aranoa ha defendido su documental sobre Podemos 'Política: manual de instrucciones' que se estrenará este viernes, asegurando que se trata de un trabajo "independiente y rodado en libertad", sin interferencias de la formación política de Pablo Iglesias.

León de Aranoa ha asegurado en una entrevista sentirse "satisfecho" con el resultado final porque "se parece mucho" a lo propuesto inicialmente hace dos años a la formación morada. "Queríamos mostrar cómo se debate y cómo se gestionan las crisis en un partido, algo poco habitual en política", ha señalado.

El director de 'Princesas' ha resaltado que en ningún momento hubo censura de ningún tipo a la hora de grabar y editar posteriormente las imágenes. "Nosotros ya dijimos que queríamos contar los buenos y los malos momentos, el riesgo que había es que muchas veces aceptan pero a la hora de la verdad no es así, algo que no ha sido el caso", ha celebrado.

De hecho, ha apuntado que en varias ocasiones tuvo que grabar "situaciones delicadas" en las que llegó a pensar: "ahora es el momento en el que me echan", ha bromeado. En cualquier caso, ha asegurado que los miembros de Podemos vieron el pasado miércoles la película y "si les ha gustado, es porque es fiel y refleja lo que ha pasado".

Preguntado sobre el riesgo de que este trabajo le perjudique o le suponga una etiqueta determinada en política, ha afirmado que no se ha parado a pensarlo. El realizador ha señalado en lo que no piensa con ninguno de sus proyectos. "Si lo pensara sería peor, porque no hay nada peor que la autocensura", ha indicado. En este sentido, ha reiterado que se trata de una historia que "tenía que ser contada" y si no hubiera sido él, habría sido otro director. "Ha sido apasionante tener el privilegio de poder contar esto desde dentro, es una historia que no te quieres perder. Si luego hay críticas, ya no dependen de mi", ha insistido.

Por último, sobre el estreno del documental antes de otras elecciones generales, León de Aranao ha minimizado la repercusión del documental sobre el voto ciudadano. "Creo que la campaña de las elecciones influirá en la película más que al revés. Luego se generará distorsión sobre el documental, pero estoy tranquilo: la película no se planteaba este escenario y jamás fue pensada para ser exhibida antes de una campaña", ha aseverado.

Tal y como ha explicado posteriormente en un encuentro con la prensa, en un primer momento todo el material rodado --hasta un total de 500 horas-- se quedó en un documental de seis horas, del que tuvo que hacer luego varios descartes de metraje hasta las casi dos horas finales. Finalmente, se distribuirán 22 copias de la cinta por toda España para su exhibición.

LA CABEZA DE PABLO IGLESIAS

León de Aranoa no sabe qué pasará con el material que no sale en pantalla, pero no ha descartado usarlo para otros trabajos. En cualquier caso, quizás sí ha echado de menos que el resultado final no incluya demasiado humor, algo que "sí estuvo presente en mucho tiempo del rodaje".

El realizador ha señalado también que la anécdota pasa a ser muy importante dentro de la historia, y se queda con una protagonizada por Pablo Iglesias. "Hubo un momento cuando llegan a Nueva York que hace un comentario de los árboles y quise incluirlo, porque muestra la cabeza de alguien centrado en la política y cuya cabeza está en otro sitio", ha apuntado.

Sobre el hecho de cómo Podemos aceptó este rodaje, Roures lo achaca a que "al principio no le daban mucha importancia". León de Aranoa ha añadido que "lo más asombroso" a este respecto fue "lo rápido que se olvidaron" de que tenían una cámara detrás. "En el documental siempre hay un aire de verdad y yo me preguntaba cómo podían olvidarse de las cámaras, creo que fue por la intensidad del momento".

EL RETO, ABIERTO A OTRAS FORMACIONES

Roures ha resaltado que este "reto" está abierto para cualquier otra formación política de las punteras en España, independientemente de su ideología política. "El reto lo tendrían ellos, no nosotros. Este trabajo tiene un valor documental, social y político de tener un año y medio la cámara a la espalda", ha explicado.

Ante la realidad de que en España no se hayan producido trabajos similares para el cine, el presidente de Mediapro encuentra una explicación en la falta de "cultura documental". "Forma parte de nuestra responsabilidad, a mi me gustaría que la gente se acercara a estos documentales como si fuera al cine a ver una película", ha concluido.