'Pocoyó' transmite soledad y 'Shin chan' machismo, según los pedagogos | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

'Pocoyó' transmite soledad y 'Shin chan' machismo, según los pedagogos

Alertan a los padres sobre el machismo o el altruismo de algunas series

Alertan a los padres sobre el machismo o el altruismo de algunas series

cultura

| 16.12.2016 - Actualizado: 22:16 h
REDACCIÓN
Más sobre: pocoyoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La serie infantil de dibujos animados Shin chan transmite machismo, Pocoyó" induce soledad, la Patrulla Canina" resalta compañerismo, y la Abeja Maya altruismo, según un estudio del Colegio de Pedagogos de Cataluña, que ha analizado los valores que transmiten las series animadas de más éxito.

El estudio, presentado esta tarde, concluye que los niños que ven series infantiles sin el control de padres o tutores pueden tener problemas de relaciones sociales y de rendimiento escolar porque asimilan los valores que les transmiten los dibujos animados sin una explicación adulta.

El informe ha analizado varias series infantiles de dibujos animados, que se han agrupado por segmentos edad. En el caso de los alumnos de educación preescolar (0 a 3 años), se ha analizado el consumo de las series como Pocoyó y Xai Shuan.

En el grupo de alumnos de educación infantil (3 a 5 años) las series analizadas han sido Abeja Maya, Caillou, Juan y Totola, Patrulla Canina y Peppa Pig. También han analizado el consumo de las series Bob Esponja, Bola de Dragón, Dora la Exploradora, Doraemon, Los Simpson, Invizimals, Monster Hig, Shin Chan y Tom y Jerry en el grupo de niños de educación primaria (6-12 años).

El estudio, elaborada por la pedagoga y maestra Anna Ferre y la doctora en pedagogía M. Victoria Gómez, pone de manifiesto que muchos padres usan el visionado de series "como canguro" para sus hijos y recomiendan "conocerlas y tener en cuenta los valores que transmiten" antes de permitir que los niños las vean.

"Es necesario que los valores que transmitan sean los universalmente aceptados de solidaridad, respeto a las diferencias, paz, honestidad y esfuerzo", expone el informe. En el caso de Pocoyó, el informe señala que "se detecta cierta soledad por parte del protagonista por el hecho de que no aparezca la figura de la familia", mientras que de Xai Shaun, la Patrulla Canina e Invizimals destacan "el compañerismo entre personajes".

"La abeja Maya es un personaje que siempre intenta ayudar a los animales que se encuentra por el bosque"; "el lenguaje que utiliza Caillou siempre es adecuado para su edad"; "en Juan y Tolola destacan el aprendizaje de temas importantes como la alimentación y el reciclaje a partir de la imaginación y el aprendizaje compartido" destaca el informe.

Peppa Pig muestra "un carácter inestable, es tozuda en algunos momentos y tiene poco control de la emociones", mientras que Monster High "fomenta códigos que al parecer deben aprender las niñas preadolescentes sobre moda y otros aspectos relacionados con el sexismo y la superficialidad".

Por su parte, en Shin Chan, "indirectamente, se transmite el machismo desde el punto de vista humorístico" y en Tom y Jerry "el lenguaje no verbal es poco adecuado para los niños y en diversos momentos aparece poco respeto entre ellos".

LOS VALORES DE LAS SERIES

Para conocer los valores que aportan las series, primero es necesario observar tanto el lenguaje verbal como las formas no verbales, ya que "lo que realmente impacta al niño son la presentación de imágenes, la selección de planos y puntos de vista, los sonidos y las músicas", señala el estudio.

El trabajo ha encuestado a maestros y familias. Más de la mitad de los niños entrevistados argumentan que en las series infantiles aprenden sobre trabajo en equipo y a tener en cuenta aspectos como compañerismo, respeto, no pelearse ni discutir las pequeñas cosas.

Por contra, los profesores consideran que un 48% de los alumnos que imitan actitudes de los personajes de las series infantiles "tienen más dificultades de relación con compañeros y maestros".

DORAEMON Y TOM Y JERRY, LOS REYES DE LAS SERIES INFANTILES

El 90% de las familias afirman que sus hijos ven series infantiles en la franja de la tarde-noche, en un 73 % en el horario de las 19.00 a las 21.00 horas, porcentaje que coincide con el número de familias que visualizan las series infantiles con sus hijos de forma periódica y dialogan con ellos sobre las situaciones que viven los personajes.

El 82% de las familias asegura que su hijo dedica menos de 2 horas a ver series infantiles, mientras que el resto supera esta cifra, lo que "denota que las familias encuestadas tienen un control horario sobre las series infantiles que consumen sus hijos". Las series más vistas son Doraemon y Tom y Jerry, seguidas de Peppa Pig, Bob Esponja, Shin Chan y Xai Shuan.

Con el objetivo de potenciar las habilidades motrices, cognitivas, afectivas y sociales de los niños, los pedagogos recomiendan tener en cuenta el momento en el que se ver la serie y la necesidad de que un adulto acompañe al niño. Así, el menor podrá tener un conocimiento más amplio y profundo sobre aquello que consume, y desarrollará su imaginación, creatividad, pensamiento crítico y reflexión personal.

Además el niño se sentirá más seguro y confiado y su fortaleza personal podrá crecer, a la vez que lo hará el vínculo entre padres e hijos, según el estudio.