Paco León libera sus fantasías sexuales reprimidas en 'Kiki, el amor se hace'

Se estrena este viernes 1 de abril en los cines

"Pensamos que somos muy modernos y en realidad no es así"

cultura

| 29.03.2016 - 16:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

"Pensamos que somos muy modernos y en realidad no es así", ha manifestado el cineasta e intérprete Paco León, quien libera las fantasías sexuales reprimidas en su tercer filme, 'Kiki, el amor se hace', que cuenta con rostros como Belén Cuesta, Candela Peña, Natalia de Molina y Alex García, y llega a los cines este viernes 1 de abril.

Después de dirigir a su madre en 'Carmina y amén', secuela de 'Carmina o revienta', el director ha dejado a un lado el tema de la muerte para enfrentarse a una historia coral que aborda "el sexo ligado al amor", un "gran tema" que, según ha explicado este martes durante una entrevista concedida a Europa Press, supone una "oportunidad" para hablar de temas en los que cree y que incluso práctica: "La diversidad, la libertad y el sexo como algo muy positivo y natural".

Preguntado por la reacción que puede provocar una película que habla abiertamente de sexo, Paco León, que protagoniza una de las historias de este filme, ha señalado que esta cinta no pretende escandalizar y afirma que hay quien podrá ruborizarse, pero también quien pensará en "Disney" porque "hay gente para todo".

No obstante, en una de las escenas, el personaje que interpreta la actriz Belén Cuesta pronuncia una sentencia que, según ha señalado el cineasta, es una característica "extensible" al resto de España: "Madrid no es tan moderna como parece".

En este sentido, hace referencia a una "dicotomía y dualidad". "Es muy moderna, muy universal y muy canalla, pero también muy provinciana, muy cateta y de pueblo. No es algo ni bueno ni malo, no es una crítica", argumenta León, quien está convencido de que España está preparada para "entender y disfrutar" esta película "sin prejuicios".

"Todo el mundo viene de un quiqui, otra cosa es que se hable más o menos", ha justificado el director, quien ha precisado que su intención no es reivindicar y que, de hecho, le cuesta abrir "en términos de manifiesto". "Para mí es un ejemplo de cómo vivir algo con naturalidad, ojalá sirva de ejemplo", sostiene.

'Kiki, el amor se hace' trata también de mostrar una realidad que, según afirma Paco León está en todas partes. "Todo lo hacemos para follar, incluso para elegir la carrera o la ropa que te pones, hay esa parte animal que puedes aceptar o no, pero está. Nos iría mejor si nos comportáramos como esos monos que lo solucionan con el sexo, que no se pelean", ha recalcado.

La actriz Belén Cuesta, que aparece en algunos de los grandes éxitos de comedia del cine español de los últimos meses, como 'Ocho apellidos catalanes' o 'El pregón', da vida al personaje "que menos problemas tiene con su sexualidad, a quien no le genera ningún tipo de incomodidad o pudor", según ha explicado a Europa Press con motivo de la presentación del filme.

"Del mismo modo que hay quien se escandaliza por todo, hay quien no tiene ningún tipo de problema y eso es algo honesto, digno de admirar, es una suerte no tener ese problema. No desde la ordinariez, sino desde la tranquilidad absoluta", explica.

ALEX GARCIA: "EL AMOR ESTA POR ENCIMA DE TODO"

Alex García y Natalia de Molina interpretan a una pareja en su primer año de noviazgo que tiene que lidiar con las filias sexuales exóticas y extrañas de ella y que pone de manifiesto el "leitmotiv" de la película, tal y como señala a Europa Press el actor: "El amor está por encima de todo".

El intérprete cree que esta película supone "un paso" porque la sociedad actual viene de una generación "muy bloqueada", en la que el luto tras la muerte de la pareja era "obligatorio", especialmente para la mujer. "Estamos pasito a pasito abriendo mentes", ha dicho.

"Cuando el sexo y el amor están juntos es la mejor combinación", ha destacado por su parte De Molina, quien cree que "en esta película es más lo que se dice y lo que se cuenta que lo que se ve". "Estamos en una sociedad que parece libre y que en el fondo estamos cada vez más puritanos. Deberíamos tener prejuicios con temas más nefastos para la humanidad", agrega la actriz.

Ambos coinciden en el "talento" de León, de quien destacan su "humildad". "Tiene la calle dentro y eso se ve en sus películas", ha destacado De Molina, mientras que García destaca su empatía.

Luis Callejo y Candela Peña dan vida a un matrimonio que se enfrenta a la falta de comunicación y de entendimiento que existe entre ellos y con uno mismo. Ella es alguien "misterioso", a quien León se refería como "una Isabel Huppert gitana", tal y como recuerda la actriz en declaraciones a Europa Press.

Los dos actores creen que en el sexo España ha retrocedido "muchos pasos" y lamentan la poca visibilidad en los medios. "*Por qué admitimos con tanta facilidad la violencia y no una pareja haciendo el amor en televisión?", se pregunta Callejo, a lo que Peña agrega el machismo que existe a la hora de mostrar ciertas partes del cuerpo femenino o masculino. "No somos libres y somos muy prejuiciosos. Vivimos en una sociedad que es un mojón", ha criticado la actriz.