Ópera de cámara y títeres en la Fundación Juan March

Fantochines (Archivo)

cultura

| 07.03.2015 - 19:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Fundación Juan March será el escenario de 'Fantochines', una ópera de cámara en un acto en la que los títeres dialogan con los cantantes y representan una "frívola intriga amorosa" cuyo estilo remite al ambiente dieciochesco y veneciano.

El montaje, una coproducción con el Teatro de la Zarzuela, será puesto en escena para el público a partir del próximo miércoles mientras, paralelamente, se ofrecerán funciones didácticas para alumnos de secundaria por las mañanas, como parte de la programación pedagógica del teatro, según informa la fundación en una nota.

'Fantochines', concebida para ocho instrumentistas y tres cantantes, es el segundo título de la serie dedicada al teatro musical de cámara que la Fundación March comenzó la pasada temporada con la representación de la opereta de salón 'Cendrillon'.

La pieza narra la historia de Doneta, una joven curtida en artes amatorias, que recibirá una importante herencia si se casa con el narcisista Lindísimo, que intentará evitar la boda.

Esta ópera de cámara es "un significativo ejemplo de las tendencias innovadoras que se dieron en el teatro musical de los años veinte" y cuenta con la peculiaridad de que los personajes aparecen "desdoblados", ya que "los títeres son una deformación de los personajes humanos", cuenta la fundación.

Para esta coproducción se ha preparado una edición crítica de la partitura, inédita hasta la fecha, a partir de los instrumentos autógrafos. La dirección escénica, a cargo de Tomás Muñoz, incluye el teatro de títeres y una rampa que evoca el teatro italiano y enfatiza las distintas magnitudes morales de los personajes.

Con esta segunda obra de la serie de Teatro Musical de Cámara, la Fundación Juan March continúa la labor que inició con 'Cendrillon' y que pretende "dar visibilidad a un importante corpus dramático-musical que, por sus características, no tiene cabida habitual en los teatros de ópera convencionales".

La siguiente representación de esta serie tendrá lugar en mayo, con 'Los dos ciegos', de Barbieri, y de 'Une éducation manquée', de Chabrier.