'Nuestras mujeres', una comedia de hombres, en el teatro La Latina

cultura

| 02.09.2015 - 14:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Gabino Diego, Antonio Garrido y Antonio Hortelano llegan a Madrid con la versión española de Nuestras mujeres, una comedia de Eric Assous que aún se representa con éxito en los teatros franceses y busca la risa del público a la vez que reflexiona sobre el desnudo integral del alma de estos tres hombres.

"Es una comedia dramática en la que el autor plantea una situación muy incómoda nada más empezar (...) Algo tan gordo que lava la cara a los personajes, les quita el maquillaje, les desnuda psicológicamente y así aparecen de otra manera", explica a Efe uno de sus protagonistas, Antonio Hortelano, que interpreta a Simón, el personaje que "suelta la bomba".

Dirigida por Gabriel Olivares, artífice de obras de éxito como Burundanga, aún en cartel, la obra plantea temas universales, como el valor de la amistad, el compromiso ante el deber, la idea de justicia y, sobre todo, la lucha entre lo correcto y lo incorrecto.

"¿Qué hacer cuando un viejo amigo comete un crimen? ¿Delatarlo? ¿Salvarlo? El problema que se plantea es, en realidad, una excusa para ver cómo son realmente estos hombres cuando la situación les sobrepasa totalmente", apunta Hortelano.

Pero, en opinión de Antonio Garrido, hay un fondo añadido: "Plantea también cómo se define el hombre del siglo XXI y, aunque no llegamos a dar con la respuesta, lo preguntamos, lo cual es un avance".

"La cuestión -reflexiona- es preguntarse qué es triunfar en la vida, si lo es ser como Pablo (Gabino Diego), que tiene una mujer y dos hijos universitarios con excelentes notas y un estupendo trabajo como médico, pero ninguna comunicación con su pareja, o como Simón (Hortelano), que gana muchísimo dinero con su trabajo y tiene una mujer espectacular, aunque le engaña y derrocha su dinero".

Sin olvidar la opción de su personaje, Max, que presume de soltería y de vivir en un ático en el centro de la ciudad, "aunque cuando llega a su casa tiene que llamar a algún amigo para no estar solo".

"El autor juega mucho con los giros, plantea situaciones tensas para provocar al espectador", indica Hortelano, quien comenta que la acción transcurre en la cocina de una casa como guiño, "hombres hablando de mujeres y de sentimientos precisamente ahí", como un toque más para la reflexión sobre el machismo.

Los actores, que coincidieron hace años en la película "Desde que amanece, apetece" (2005), de Antonio del Real, representarán la obra en el Teatro La Latina de Madrid entre el 2 de septiembre y el 1 de noviembre para iniciar después una nueva gira por España.

"Lo bonito de la función es que la gente se ríe mucho pero no deja de pensar", asegura Garrido, convencido de que el público "está cansado de ver basura en la tele y en los medios de comunicación, está harto del 'todo vale' y necesita y demanda otras cosas".

"Creo que a través de la risa se pueden contar muchas cosas, pero también sé que se puede hacer con educación y mimo. Huimos de lo soez, ninguno de nosotros habría aceptado el humor zafio", enfatiza el sevillano, conocido por sus papeles televisivos en series como Isabel, Amar es para siempre, Con el culo al aire o Los protegidos.