Miguel Bosé: "Penélope Cruz canta estupendamente"

Cantará junto a la actriz "Decirnos adiós"

Bosé actuará el 4 de octubre en el Palacio de Deportes de Madrid

cultura

| 26.07.2012 - 20:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Ante el lanzamiento de su disco "Papitwo", Miguel Bosé iniciará la semana que viene una gira espectacular tras la estela de su exitoso "Papitour", a la que invitará a algunos de los artistas que han colaborado con él en este último trabajo, entre los que se cuenta, para sorpresa de todos, la actriz Penélope Cruz.

"Penélope canta estupendamente y sobre todo tiene mucha personalidad en la voz y mucho gusto, cosa que no se puede decir de todo el mundo", ha dicho hoy el artista en una entrevista ante el arranque de este nuevo show el 2 de agosto dentro del Festival Starlite de Marbella (Málaga).

Como es habitual en él, Bosé y su equipo han concebido una auténtica "factoría" del espectáculo "para volcar una cantidad enorme de ideas que no caben en el disco, entre otras cosas, porque aquí funcionan también los ojos y la piel", ha señalado.

Así, Alain Corthout, el encargado de su escenografía en las últimas giras, arropa "Mirarte" con un mar de telas, mientras un emotivo y elegante baile de luces se sincroniza con "Si tú te vas" y un explosivo final de estilo "dance" cierra doce minutos de "Amante bandido".

"Va subiendo, va subiendo y al final todo acaba en una fiesta", añade Bosé, que subraya que él y su equipo se lo "curran mucho" porque "se divierten mucho" y que no descarta que sobre el escenario aparezcan invitados sorpresa, de Alaska a Paulina Rubio.

PAPITWO

Con la gira y el disco "Papitwo", que se publicará el 4 de septiembre, Bosé saldará deudas con una parte de su público que en "Papito" (2007) echó en falta importantes canciones de su repertorio como "Mirarte", "Duende" o "Linda", el single que interpreta junto a Malú, repitiendo esa fórmula de dúos ilustres para revitalizar viejas canciones. En esa labor le ayudarán ahora Joaquín Sabina ("Sol forastero"), Juan Luis Guerra ("Creo en ti"), Tiziano Ferro ("Amiga"), Dani Martín ("Te digo amor") y Pablo Alborán ("PuedeQue"), entre otros, aparte de la mencionada Penélope Cruz, que cantará la inédita "Decirnos adiós", compuesta por su hermano, Eduardo Cruz.

"Con 'Papito' acabé muerto", ha reconocido el cantante sobre un tour "muy rentable”, que fue muy bien para todos" y que le tuvo tres años de gira. Ahora, después del soplo de aire fresco que supuso "Cardio" (2010), para el que escribió temas nuevos, retoma y renueva aquella idea para atender a las demandas de sus seguidores y evitar "casi un conflicto diplomático con los empresarios, en un momento en el que las cosas no van tan bien". Ha señalado a este respecto que la inminente subida del IVA del 8 al 21 por ciento para los conciertos, no ayudará. "Nos ha pegado un palo a todos muy importante. Este Gobierno y el pasado, todos en realidad, no han entendido que hay una enorme economía detrás de la Cultura", ha lamentado.

REVIVIR LA ENERGÍA DE SUS DIRECTOS

A pesar de eso, se muestra esperanzado de que un concierto de grandes éxitos como éste ("de grandes bandas sonoras de las vidas de tres generaciones, casi cuatro", dice él), en el que confluirán los temas de "Papito" y "Papitwo", se convierta en la propuesta "apetecible al que la gente querrá ir para destapar válvulas".

Será la oportunidad de revivir una energía que está presente en sus directos y de la que se hizo especialmente consciente cuando, durante un concierto, se olvidó de la letra de "Te amaré", momento en el que el público tomó el relevo cantando y bailando más efusivamente. "Ahí entendí que quienes se estaban celebrando eran ellos, celebrando sus memorias y sus recuerdos, recuperando emociones e historias" cuenta el artista, que actuará el 22 de septiembre en el Estadio Olímpico de Sevilla, el 27 de ese mes en el Palau San Jordi de Barcelona y el 4 de octubre en el Palacio de Deportes de Madrid.