Mauro Herce se embarca en un viaje alucinado por el mar en "Dead Slow Ahead" | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Mauro Herce se embarca en un viaje alucinado por el mar en "Dead Slow Ahead"

Mauro Herce se embarca en un viaje alucinado por el mar en "Dead Slow Ahead"

cultura

| 30.10.2016 - 18:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tras ser premiada en festivales como Locarno y el Festival Europeo de Sevilla, este fin de semana llega a los cines "Dead Slow Ahead", un documental en el que el realizador catalán Mauro Herce embarca al espectador en un viaje alucinado a través de los océanos.

Rodada a bordo de un carguero que durante más de dos meses y medio recorrió desde Ucrania, el mar Negro hasta Jordania y después el canal de Suez y el Atlántico hasta Nueva Orleans, la película propone una experiencia sensorial que lleva el género documental a terrenos de la ciencia ficción.

"El cine que me gusta tiene que ver con vivir una experiencia larga en un lugar y entender las cosas de manera más profunda", ha explicado a Efe Herce, que llevaba años trabajando como director de fotografía ("Mimosas", "A puerta fría") antes de dar el salto a la dirección.

A bordo del Fair Lady, un carguero filipino que transporta trigo, el tiempo transcurre más lento, y el espacio, a través de la cámara de Herce, adquiere proporciones monstruosas o remotas.

"Me gustan las películas con reglas de funcionamiento únicas que fuera ella no tienen sentido", explica el cineasta, que reivindica para su cine la "mirada sorprendida" de los orígenes del celuloide, ver el mundo con "cierta inocencia y fascinación" y sugerir estados de trance.

El origen de este proyecto se remonta a una época en la que Herce estaba en Valparaíso (Chile) preparando otra película y pasaba mucho tiempo en el puerto, lo que le llevó a trabar amistad con marineros en un momento en que arreciaba la crisis económica.

Tuvo la ocasión de pasar un par de días en un barco y le pareció un terreno fértil para algunas ideas que llevaban tiempo en su cabeza, como la transformación de la superficie de la tierra a causa del ser humano.

"El hombre no puede estar tranquilo, forma parte de nuestra condición, la insatisfacción, la búsqueda del bienestar o de algo que es siempre negado y que nos condena a la repetición de lo mismo. Quería hacer una película sobre ese movimiento que no cesa", describe.

"Dead Slow Ahead" se llevó el premio a mejor película y mejor ópera prima en el DocLisboa International Film Festival, la mención especial del Jeonju Film Festival y del Festival de Sevilla y fue reconocida en la edición del 2015 del Festival de Film Locarno con el premio especial del jurado a los "directores del presente".