"Manual de un tacaño", un Mr Bean "a la francesa"

cultura

| 13.02.2017 - 17:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El director francés Fred Cavayé ha bebido de referentes como la serie "Míster Bean", el actor Louis de Funès o las historias de Monty Python para crear al protagonista de "Manual de un tacaño", una comedia que llega a los cines este viernes con Dany Boon dando "profundidad" y "humanidad" al personaje. "El objetivo de la película es hacer reír, pero me interesaba hacerlo con un personaje muy melancólico, con una faceta oscura", ha explicado hoy en una entrevista con Efe el realizador francés sobre su cuarto largometraje y primera incursión en la comedia.

Con tres millones de espectadores y 20 millones euros de recaudación en Francia, la película fue una de las comedias del año en el país vecino el año pasado, en buena medida gracias a la presencia de Boon, "un valor seguro", según Cavayé.

"Dany es el actor de comedia más conocido de Francia, pero también interpreta estupendamente bien las escenas de emoción. La gente le quiere tanto allí que era divertido que hiciera de malo al principio", dice Cavayé sobre el intérprete y director de cintas como la taquillera "Bienvenidos al norte" (2008).

En "Manual de un tacaño" Boon da vida a François Gautier, el primer violinista de la orquesta local, que tiene un gran defecto: es un tacaño. Se cronometra bajo la ducha, utiliza las farolas para iluminar su casa, ve la televisión del vecino con prismáticos y mide el papel higiénico.

Pese a ello Valerie (Laurence Arné), la nueva violonchelista, no ve en él al "tacaño", sino a un virtuoso músico del que se enamora justo cuando aparece Laura (Noémie Schmidt) y le dice a François que es su hija.

Cavayé considera que cualquier otro actor habría dejado al personaje, un tipo "melancólico y solitario", en un primer nivel, con un resultado "mucho más siniestro", pero Boon tiene la virtud de hacer "todas las situaciones divertidas", incluso las que son "bastante oscuras".

En su opinión, Boon podría dedicarse al drama si quisiera, pero "lo que le gusta es hacer reír". Algo que se sale de la norma en la industria cinematográfica francesa, resalta, donde la comedia se considera un "género menor" y los actores ansían demostrar su valía con papeles dramáticos.

El origen de "Manual de un tacaño" se remonta a una petición que el productor de la cinta le hizo a Olivier Dazat, que firma la idea original llevada más tarde al guión por Laurent Turner y Nicolas Cuche.

Cavayé revisó el libreto y fue en ese proceso cuando, casi inconscientemente, empapó al personaje de François de una serie de referencias como "Mr Bean", el actor Louis de Funès o las hilarantes historias de los Monty Phyton. "Te alimentas de todas las películas que ves", subraya el director.

Tras cultivar el thriller con títulos como "Cuenta atrás", con Elena Anaya como cabeza de cartel, Cavayé tenía ganas de hacer una comedia y dice haberse sentido "muy cómodo" rodando.

"La moraleja de 'Manual de un tacaño' es que hay que ser generoso con todos", concluye el director sobre este filme "benévolo" y lleno de "humanidad".