Manel Navarro: "No gané como me hubiese gustado, pero nunca pensé renunciar"

La nueva realidad de Manel Navarro es una mezcla de cotidianeidad y locura

cultura

| 12.03.2017 - 20:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

A un piso compartido en Madrid llega para apuntalar su carrera como músico un nuevo inquilino, joven y de melena rubia controladamente desgreñada, todo normal hasta que le surge un viaje de trabajo a Rumanía: "Es que soy el representante español en Eurovisión", se explica ante sus atónitos compañeros.

Parece un chiste, pero la nueva realidad de Manel Navarro, según cuenta a Efe, es una mezcla de cotidianeidad y locura, como la que le llevó a su elección entre acusaciones de "tongo". "No gané de la forma que me hubiese gustado, pero nunca pensé renunciar", afirma, antes de "jurar" que no sabe nada de apaño alguno con la dirección de RTVE.

La historia, excepto quizás para sus actuales compañeros de casa, es más o menos conocida. Navarro (Sabadell, 1996) empató a puntos en una preselección con su rival más fuerte, pero el reglamento había establecido que, en tal caso, el televoto valdría menos que la opinión del jurado, al que pertenecía el locutor de Los 40 Xavi Martínez.

"Le estoy muy agradecido, porque la suya fue la primera radio que me dio la oportunidad de sonar, pero mi relación con él es meramente profesional", insiste frente a quienes denunciaron una amistad entre ambos que manchaba la imparcialidad del presentador radiofónico.

De la misma manera, niega las últimas acusaciones de otra de sus competidoras, LeKlein, quien afirma que a RTVE le interesaba más su candidatura por estar respaldada por una gran discográfica en la que, además, trabaja la hija de la actual directora de Contenidos.

"El 90 por ciento de lo que se dice en esa entrevista es falso. La hija de Toñi Prieto no es mi jefa de producto. La he visto dos veces en mi vida", defiende.

En esa línea, la citada directiva ha afirmado a Efe que "todo se ha sacado de quicio" y que "si TVE hubiese querido un artista concreto, no se habría hecho una gala".

La ceremonia acabó con denuncias de agresiones verbales y físicas y hasta un corte de mangas al público por el que Navarro terminó disculpándose. Incluso hubo una pregunta en el Congreso de los Diputados.

"La polémica ha conseguido que se hable mucho de Eurovisión, aunque no diré que haya sido algo bueno. Para mí no fue un momento muy fácil. Sentía mucha impotencia y tensión, delante de mis padres y de mis amigos, que habían viajado desde Barcelona para estar conmigo", rememora.

Las semanas pasan y las aguas empiezan a volver a su cauce. "Noto que cada vez hay menos 'hate' (odio) y más gente apoyando", señala Navarro, que vive ya embarcado en ensayos "de 9 a 9" para preparar su actuación del 13 de mayo en la gran final de Eurovisión 2017 en Kiev.

"Sabía que iban a ser meses de mucho trabajo, pero es lo que siempre había querido, irme a dormir y despertarme pensando en música", asegura, "muy contento" con la puesta en escena que llevará consigo.

El artífice es el belga Hans Pannecoucke, director sénior del célebre Festival de Música Electrónica Tomorrowland y profesional con casi tres décadas de experiencia internacional realizando programas musicales y de entretenimiento. Los "eurofans" lo conocerán mejor como responsable de la escenografía del grupo The Common Linnets.

"Tiene ideas muy extravagantes y nos hemos entendido muy bien", cuenta Navarro, que desvela que su actuación "tendrá unos visuales muy guays, con los que habrá cierta interacción", y tres partes, una de las cuales estará enfocada en él a solas con la guitarra.

De momento las porras no acompañan. "Eso no me afecta, porque creo que todo se verá una vez en los ensayos. Como prueba, el hecho de que Jamala, la ganadora del año pasado, iba muy mal en las apuestas", afirma.

Más aún, confiesa que, aunque entrar en el "top 10" sería "algo de otro nivel", tiene "esperanzas de quedar del puesto 15 para arriba" y que de sus rivales le gusta especialmente Moldavia.

Hoy mismo se estrenará el videoclip que rodó en Tenerife, "una experiencia brutal" de la que volvió resfriado, pero que le permitió surfear junto a la campeona de Canarias, quien también aparece en las imágenes.

La agenda prosigue y antes de Eurovisión lanzará un EP con cinco temas, dos de ellos nuevos. Además, el 2 de abril participará en la "London Eurovision Party"; el día 5 estará en el "Israel Calling" de Tel-Aviv y el 8 de abril no faltará en Amsterdam al "Eurovision in Concert", la decana de las citas preeurovisivas.