Madrid tendrá en 2020 un nuevo gran complejo cultural en torno a Palacio Real

Actualmente el Palacio Real recibe 1,6 millones de visitantes anuales

Patrimonio Nacional pretende "crear un gran complejo donde una persona pueda ir a pasar el día con una amplia oferta cultural, histórica y de ocio"

La apertura del Túnel de Bonaparte al público se prevé en 2019

Palacio Real

cultura

| 03.11.2017 - 13:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La apertura del Museo de Colecciones Reales en enero de 2020 permitirá crear en torno a Palacio un gran eje cultural y de ocio, conectado desde los Jardines de Sabatini, la plaza de la Armería y el Campo del Moro hasta la ribera del Manzanares, con cuatro nuevos accesos más al público.

El objetivo es "crear un gran complejo donde una persona pueda ir a pasar el día con una amplia oferta cultural, histórica y de ocio, que será el segundo polo de atracción de la ciudad después del eje Prado-Recoletos", según el presidente de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez Armiñán, que también prevé para antes de 2019 la apertura del Túnel de Bonaparte.

Para ello serán "fundamentales" los ascensores del Museo de Colecciones Reales, que serán de los mayores de Europa con capacidad para 200 personas, para salvar el desnivel entre la plaza de Oriente y Madrid Río, donde se halla la ermita de San Antonio de la Florida que también se incorporará al complejo "a cuyos dominios históricamente pertenecía".

Habrá seis accesos: los dos actuales en la parte superior (el de la taquilla y la entrada para grupos); otro desde el fondo de la plaza de la catedral, junto a la Armería; uno nuevo por los Jardines de Sabatini con ascensores, desde la cuesta de San Vicente; un acceso al Museo de Colecciones Reales desde el Parque de Atenas, junto a la calle Segovia; y el actual acceso al Campo del Moro desde el Paseo de la Virgen del Puerto.

"Una vez que entre por uno de los arcos de seguridad, el visitante podrá pasear por todo el complejo", lo que supone un reto en materia de seguridad, añadió el presidente de Patrimonio.

Actualmente Palacio recibe 1,6 millones de visitantes anuales, cifra que se pretende elevar en un millón de personas para 2021. Además, la visita al complejo permitirá "incrementar en una noche" la estancia del visitante en Madrid.

También se potenciarán eventos que atraen visitantes como los relevos de la Guardia Real, actuaciones musicales en colaboración con el Teatro Real, la entrega de credenciales de embajadores, entre otros.

Dado que el Museo de Colecciones Reales no tendrá una gran colección propia sino exposiciones en las que rotarán piezas -cuadros, tapices, muebles, armas- de todo el Patrimonio Nacional, se requiere "una gran labor de difusión" de las actividades.

Ello requiere la "colaboración con el sector privado a través de patrocinios", y dado el descenso registrado en los últimos años del patrocinio de empresas nacionales, Pérez Armiñán ha propuesto "abrirse al patrocinio internacional", aunque reconoce que es "un tema delicado".

Frente a los 100 millones de euros de presupuesto que recibe el palacio de Versalles parisino, todos los monumentos de Patrimonio Nacional solo cuentan con un presupuesto de 109 millones, ha dicho a modo de comparación. Además de atraer a visitantes foráneos, también hay que atraer a los propios madrileños, ya que 2,5 millones de vecinos de la ciudad solo han visitado palacio una única vez, según una encuesta.

Quedan "dos años por delante para realizar una gran campaña de promoción de este magnífico complejo", dijo antes de instar a no caer en los mismos errores de la ampliación del Museo Arqueológico Nacional donde, después de una gran reforma, no se ha sacado partido de ello y las visitas "se han estabilizado".

A su juicio, el complejo de Palacio "es una caja de sorpresas que está todavía por explotar en todas sus dimensiones", por lo que hay que mostrar a los poderes públicos "que estas posibilidades existen", continuó en un desayuno del evento Madrid Hotel Week que empieza hoy.

Patrimonio está ultimando "un convenio de gestión de la ermita de San Antonio con el Ayuntamiento de Madrid", para incorporarla a la visita a palacio.

Según Armiñán, hay buena sintonía con la alcaldesa Manuela Carmena, que como regidora de la ciudad forma parte del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional.

También están de acuerdo en la apertura del Túnel de Bonaparte, una parte del cual corresponde a Patrimonio y la otra al Ayuntamiento, y cuya apertura al público se prevé hasta 2019 como mucho con la realización de unas "obras sencillas".