Madrid exhibe por primera vez los "escandalosos" babuinos egipcios del Louvre

"Animales y faraones. El reino animal en el antiguo Egipto", mpuede verse en el CaixaForum

Incluye 430 obras procedentes de París

cultura

| 31.03.2015 - 17:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

En 1836, el gobierno francés decidió que el grupo de babuinos de la base del obelisco que Egipto les había regalado era "tan escandaloso" que no se podía exhibir en una plaza y lo "relegaron" al Louvre, desde donde ha salido por primera vez en su historia para exponerse en España, en CaixaForum de Madrid, del 1 de abril al 23 de agosto de 2015. La conservadora jefe del departamento de Antigüedades Egipcias del museo del Louvre, Hélène Guichard, ha presentado hoy en rueda de prensa, junto a la directora adjunta de la Fundación la Caixa, Elisa Durán, "Animales y faraones. El reino animal en el antiguo Egipto", 430 obras procedentes de París, de los que 260 han sido restauradas expresamente para su exhibición en Madrid.

Catorce momias, estelas, vasos, jarras, acuarelas, pinturas, murales, cofres, amuletos y sarcófagos que representan 60 especies de animales, de saltamontes a ibis, de cocodrilos a toros, ocupan la sala de exposiciones de CaixaForum con una escenografía "espectacular", aunque la pieza estrella es el grupo estatuario de la base del obelisco oriental del templo de Luxor.

"Este grupo decoraba la cara suroeste del obelisco oriental, que permaneció allí, y junto a otro obelisco, que se colocó en la plaza de la Concordia, se regaló a Francia, pero en 1836 se decidió que debían estar en el museo, porque los babuinos, representados de pie, tenían una parte genital muy 'expresada', y eso era un escándalo", ha detallado Guichard.

El conjunto es "espectacular", porque los babuinos, datados entre 1279 y 1213 a.C., están esculpidos en granito rosa de Asuán, y el obelisco al que pertenecían representa el primer rayo de Sol "de la creación del mundo".

Para meter en el CaixaForum sus seis toneladas, más de tres metros de ancho por uno y medio de alto y más de medio metro de profundidad, ha sido precisa "casi una obra de ingeniería", según Durán, que ha alabado la "espectacular escenografía" que se ha diseñado para la exposición.

El grupo de los babuinos y la cabeza de un cánido de la estatua de un dios, en madera policromada, de entre el 664 y el 332 a.C., son objetos que nunca antes habían salido del Louvre, que con esta exposición "consolida" su colaboración con CaixaForum, según han explicado Durán y Guichard.

La muestra, según la conservadora francesa, pretende detallar "lo más claramente posible" la relación que los egipcios antiguos tenían con el reino animal, desde la observación en su entorno natural a la deificación.

En nueve secciones se pueden contemplar a las mascotas, a los animales que servían de ayuda en la vida cotidiana, a los que se relacionaban con la subsistencia o a los que tenían, como los gatos, una función de amuleto.

"Luego, el arte egipcio se apodera de los animales para hacer comprender a la gente los fenómenos naturales o metafísicos, merced a la comparación e incluso a su asimilación a través de metáforas y también se apropian de ellos para explicar la divinidad y lo todopoderosos que eran los faraones", ha detallado Guichard.

Los animales se momifican, como los 14 ejemplares que se exponen, porque se convierten en algo sagrado, y son depósito de una pequeña parte de la divinidad que representaban: "Mandarlos al más allá era una forma de que hicieran también de intermediarios entre el muerto y dios".

Con ocasión de esta muestra se ha realizado un TAC a cada una de las momias, también por primera vez en su historia, y se ha descubierto que algunos no son internamente más que materia textil, sin ningún resto orgánico, aunque la mayoría sí es el animal entero.

CosmoCaixa, que ya había organizado exposiciones dedicadas a la mujer en Egipcio y a la vida cotidiana en ese país, ha querido montar esta muestra por "complementariedad", ha indicado Durán."En Europa hay grandes colecciones de arte egipcio como las de Londres, París o Turín, pero en España hay muy poquitas. Egipto ha sido una referencia para la Caixa en estos últimos treinta años y aprovechando la alianza de colaboración que firmamos por primera vez en 2008 con el Louvre hemos creído que era el momento indicado de hacer algo así", ha añadido Durán.

El denominador común de "Animales y faraones", que estará abierta hasta el 23 de agosto, con las expuestas anteriormente, ha precisado, es la calidad de las piezas, el enfoque expositivo innovador y su propósito divulgativo, de atención a todos los públicos.