Los Teatros del Canal suben a escena 'Tao', una función de percusión japonesa

Interpretada por la compañía Drum Tao, estará en cartel del 21 al 26 de marzo en la Sala Roja

cultura

| 13.03.2017 - 20:48 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

Los Teatros del Canal estrenarán 'Tao, samurái of the drum', un espectáculo procedente de China y Corea inspirado en el arte de la percusión de los tambores Wadaiko y otros instrumentos tradicionales japoneses, del que han disfrutado ya siete millones de espectadores en todo el mundo.

La función, una "síntesis de ritmo, poder y alma", interpretada por la compañía Drum Tao, estará en cartel del 21 al 26 de marzo en la Sala Roja y llega a España con el objetivo de "mostrar el atractivo de la cultura japonesa con un toque moderno", ha señalado hoy en una conferencia de prensa el intérprete y samurái Kishino Hiroaki.

En 2004 Drum Tao logró ser 'número uno' en ventas tras el éxito que obtuvo en el Festival Fringe de Edimburgo y comenzó a difundir sus espectáculos en el extranjero con su primera gira mundial durante tres meses en Alemania y Australia.

Antiguamente, el Wadaiko era el acompañamiento tanto para las batallas como para las fiestas, y a principio de los años 70 un pequeño grupo de jóvenes de la isla de Sado (Japón) inició el renacimiento del sonido del tambor, las flautas de bambú, los shamisens y los platillos.

Desde su nacimiento como grupo, hace 13 años, Tao ha trabajado para crear un nuevo espectáculo que consiga mezclar la historia tradicional del tambor Wadaiko (también conocido como Taiko) con una interpretación moderna, creando así un espectáculo "atractivo para los jóvenes, las familias y los más mayores", ha dicho Hiroaki.

"Nos ha costado mucho trabajo traer este espectáculo a España por la cultura que existe en nuestro país, pero esperamos llenar las funciones igual que ha sucedido en más de veintidós países", ha asegurado el promotor del espectáculo, Luis Miguel Lainz.

Para tocar los "gigantescos" tambores de diámetro de hasta 1,7 metros y peso más de 400 kilos se necesita gozar de "espíritu samurái, musicalidad y un cuerpo atlético", ha asegurado Hirosaki, que añade que "tocar con un palo grande y dar golpes al tambor con todas nuestras fuerzas va a sorprender gratamente".

Otro integrante del grupo, Taro Harasaki ha dicho que la coreografía está creada por ellos mismos y ha comparado la cultura japonesa con la española explicando así que la "pasión" que se transmite con el flamenco es lo que se echa de menos en Japón: saber "exteriorizar un sentimiento".