'Los miércoles no existen', una comedia urbana que salta del teatro al cine

El filme debuta el próximo viernes en cines de toda España

Su director, Peris Romano, cuenta para ello con Inma Cuesta, Eduardo Noriega y Alexandra Jiménez

cultura

| 14.10.2015 - 18:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La exitosa obra de teatro 'Los miércoles no existen' salta de las tablas a la gran pantalla de manos del mismo director y con un reparto en el que destacan, entre otros, Inma Cuesta, Eduardo Noriega y Alexandra Jiménez. La versión cinematográfica de este retrato generacional, que llega a las salas de cine este viernes, resume la experiencia de los últimos tres años sobre el escenario, según ha señalado su director, Peris Romano.

El proyecto nació para ser una película pero llegó antes al escenario. Tal y como ha indicado Romano, de aquella obra de teatro se mantiene el texto, pero ha cambiado la música, que no es la misma, y el final también es diferente, un posible gancho para aquellas personas que fueron a ver la obra: más de 100.000 espectadores en alrededor de 20 ciudades por las que pasó la obra.

El director es consciente de que en un retrato generacional "poco nuevo se puede hacer que no se haya hecho", por lo que el objetivo aquí ha sido "revisitar" esta fórmula desde "una óptica más cercana y con un poder de identificación para la generación que creció entre los 80 y los 90 y que no tenían esa película".

Según señala, la última fue 'Al otro lado de la cama', que hablaba de una generación que casi llega a los 50. "Esto es un intento de acercar la comedia madrileña de los 80 pero con las influencias del cine actual", explica.

Romano cree que la estructura de la película de 'Los miércoles no existen' ayuda a tener una diversidad de público, puesto que en ella se propone "un puzle, y no una historia lineal en el tiempo", de modo que "el espectador ha de estar activo porque ha de unir las piezas para comprender lo que ocurre".

AL RITMO DE LA MUSICA

La actriz Inma Cuesta cree que cualquier persona se puede sentir identificada con algún momento de esta película, aunque cree que la diferencia es que el retrato se hace a través de la comedia, algo a su juicio "inteligente". En este sentido, Miller coincide y añade que, al igual que las películas generacionales que se hicieron en los 80 sobre "la movida", la actual refleja "las desoportunidades" y las "frustraciones" del ahora.

La relación de amistad entre los personajes de Gorka Otxoa y William Miller, que repiten en esta versión cinematográfica, salta del teatro a la pantalla. Otxoa ha explicado que una de las escenas de esta historia fue un cortometraje que hicieron hace casi seis años y que de hecho fue el punto de partida para el director. "Siempre ha habido mucha química entre los personajes y los actores", ha dicho.

Por su parte, la actriz Alexandra Jiménez ha señalado que el reto para los actores en esta adaptación ha sido trasladar al cine "una estructura muy teatral", porque en una secuencia los personajes pasan por "millones de sitios, decisiones y estados de ánimo". Aunque mantener esa energía es "complicado", también cree que es "una de las mejores cosas que pueden ocurrir como ejercicio".

Para Jiménez, las "meteduras de pata y las incongruencias" son posiblemente lo que más atraerá al espectador, a lo que Eduardo Noriega añade: "Hemos retratado a una gran parte de esta generación".

El actor ha señalado que esta película coral, llena de enredos, emociones y momentos divertidos, cuenta con personajes "distintos y contradictorios" y, sin embargo, mantiene cierta "coherencia". Además, añade que "el sonido directo de canciones ha dado mucha frescura y vitalidad".

INMA CUESTA: "HAY QUE RESPETAR LAS PROPORCIONES"

Preguntada sobre los retoques que observó en una imagen suya publicada en la prensa, Inma Cuesta ha recalcado que está "segura" de la opinión que ha dado sobre la "imagen irreal que se suele dar a veces de los actores y actrices".

"Estoy en mi derecho porque es mi imagen la que está ahí. Quiero recalcar que no es la primera vez que pasa, sino la consecuencia de aguantar mucho, y nadie dice nada. Respeto mucho el trabajo de los fotógrafos pero hay que respetar las proporciones del ser humano, sean las que sean", ha dicho la intérprete.

En cuanto a la carta abierta escrita por la actriz norteamericana Jennifer Lawrence, en la que denuncia la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres, Jiménez ha señalado que esto es algo que "no ocurre solo en el cine sino en todas partes".

"Hay que activar mecanismos porque parece un tema eterno", ha señalado la actriz, a lo que añade que en ocasiones se alimenta este asunto y las mujeres siguen siendo "esclavas". En este sentido, la actriz Andrea Duro ha señalado que en ocasiones la propia Lawrence contribuye a ello. Noriega, por su parte, cree que es algo bueno que sea ella quien lo denuncia porque "es la actriz más pagada del mundo".