La versión femenina de 'La isla del Tesoro', en Conde Duque

La versión femenina de "La isla del Tesoro"

cultura

| 03.02.2017 - Actualizado: 22:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Joven Compañía ha estrenado en el Teatro de Conde Duque la obra de teatro La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson, con una versión de José Luis Arellano, que también la dirige, en la que Jim Hawkins es ahora una niña porque ellas "también necesitan aventuras".

Collado y la Joven Compañía han presentado el clásico, adaptado al teatro por la británica Bryony Lavery, poniendo el acento en la codicia humana, "pero también un precioso canto a la amistad y, por encima de todo, una reflexión sobre el tránsito de la niñez a la edad adulta".

La heroína y protagonista, Jim, abandona su hogar y se echa al mar, al igual que el personaje masculino de Stevenson, y en ese viaje tiene que aprender a ser "valiente, para poder enfrentarse al mal y vencerlo", ha señalado Lavery en la presentación. Acompañada por Ben Gunn, Jim emprenderá la búsqueda del tesoro, cuyo mapa solo posee ella, una aventura cargada de amistad.

Los miembros de la Joven Compañía, creada en el 2012 y dirigida por David R. Peralto y José Luis Collado, son los encargados de interpretar a esta tripulación dividida tras el motín de John Silver "el Largo" quien sólo piensa en hacerse con el mapa de Jim y encontrar el tesoro.

Aunque la novela, ahora llevada al teatro, está dirigida a un público joven, el adulto también está presente, pues Lavery asegura que estos también tienen que aprender a diferenciar "quién son sus amigos", para saber en quién y cómo confiar.

Además, al tratarse de un clásico, la autora de la versión, que podrá verse hasta el día 26 de febrero, recuerda que muchos de esos adultos que vendrán a verla, la disfrutaron en su infancia y que quizás, alguno como ella, seguirá teniendo miedo del " pirata ciego y de la mancha negra".