La Vaguada ofrece este jueves un recital de piano de cine

El pianista ruso Rostislav Fedorov interpretará bandas sonoras originales

Piezas inolvidables como "Somewhere over the rainbow" o "As time goes by"

(archivo)

cultura

| 19.04.2012 - 08:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El centro comercial La Vaguada ofrece este jueves, 19 de abril, un nuevo recital de piano gratuito dentro de su iniciativa 'Jueves de concierto', donde el pianista ruso Rostislav Fedorov interpretará durante 45 minutos bandas sonoras originales, ha informado el centro comercial. La cita es a las 18.00 horas en el Leaking Piano, situado en la Plaza Central de La Vaguada, y Fedorov interpretará piezas inolvidables de la historia del cine, como 'Somewhere over the rainbow' (El Mago de Oz), 'As time goes by' (Casablanca), 'Unchained melody' (Ghost), 'Somewhere my love' (Doctor Zhivago), 'El Padrino', 'The Summer of 42', 'La Lista de Schindler', 'Gabriels Oboe' (La Misión), o 'La vida es bella'.

Asimismo, el público que acuda el jueves por la tarde a La Vaguada podrá disfrutar en directo de 'My heart will go on', la Banda Sonora Original de Titanic, película que se puede ver de nuevo en los cines en versión 3D con motivo de centenario de su hundimiento y 15 años después del estreno de la película de James Cameron.

El Leaking Piano no es sólo un piano de cola que aparenta estar derritiéndose, es también una obra de arte realizada por la escultora Nina Saunders. Este curioso piano se integra perfectamente en el espacio de La Vaguada, dando al centro comercial un nuevo aire.

Este 'regalo' del Centro Comercial a sus clientes, forma parte de las acciones de remodelación que se llevaron a cabo durante el año 2011. La idea original de aportar este instrumento musical a La Vaguada tiene una doble lectura: por una parte, la de regalar al Centro y a sus clientes una obra de arte ecléctica y original.

Por otro lado, se busca poder llenar el espacio comercial con notas musicales que hagan disfrutar a todo el mundo. La artista danesa logra sorprender con esta escultura, que pretende ser estimulante y accesible a muchas personas, además de proporcionar el placer de la música.