La transformación de Madrid hace un siglo, en fotos en el Conde Duque

La alcaldesa inaugura la muestra fotográfica ‘Madrid 1910-1935'

Permanecerá abierta en Conde Duque hasta el 20 de abril

cultura

| 14.02.2014 - 15:06 h
REDACCIÓN
Más sobre: madridSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Lugares que permanecen inmutables al paso del tiempo, como la plaza de Toros y el viaducto de Las Vistillas. Otros que serían irreconocibles para los bisabuelos de los madrileños más jóvenes, como la glorieta de Atocha, o la plaza de Oriente, y estampas que ya han desaparecido hace mucho del paisaje urbano, como la de las lavanderas que se afanaban en el Manzanares.

Todos devueltos al presente a través de 150 imágenes que proponen, como ha señalado la alcaldesa Ana Botella, un viaje inolvidable por el primer tercio del siglo XX, y que desde hoy se exponen en el Centro Cultural Conde Duque.

La muestra Madrid 1910-1935: Fragmentos visuales, secuencias y contrastes de una ciudad en transformación, que ha sido inaugurada por la regidora, exhibe una selección del tesoro fotográfico de cerca de 3.000 imágenes conservado en la Hemeroteca Municipal y el Museo de Historia de Madrid.

Material en su mayor parte inédito -negativos en placas de cristal datados entre estos años-, que permite contemplar la evolución de la ciudad de Madrid y sus habitantes desde una nueva perspectiva.

Ha sido organizada por la Dirección General de Archivos, Bibliotecas y Museos con fondos del Museo de Historia de Madrid, la Hemeroteca Municipal, la Biblioteca Digital http://www.memoriademadrid.es/ y el Archivo de Villa. Se podrá ver en la Sala 1 de Conde Duque hasta el 20 de abril.

UNA URBE EN TRANSFORMACIÓN

La exposición desvela cómo la capital se abría poco a poco a la modernidad, al compás del desarrollo del comercio, el ocio o la cultura. Cómo se va haciendo más dinámica y atractiva mientras convivían en ellas los viejos y los nuevos mercados, el ómnibus, los tranvías y los taxis, los carros y los camiones.

En este paseo, la alcaldesa ha destacado una fecha muy significativa, el 4 de abril de 1910, "cuando arrancan las obras de construcción de la Gran Vía, en su primer tramo, un hito en la vida de la ciudad".

En estas imágenes también se inmortaliza cómo la ciudad se extiende a la Casa de Campo, se embellece la Puerta de Toledo o se adornan las plazas de Cibeles y la de Las Cortes. "Es el Madrid cambiante, que mejora día a día, como lo hace en el presente, para ser cada vez más una metrópoli abierta, acogedora y dinámica, que no pierde nunca su autenticidad y su singularidad".

Los nuevos tiempos los recogen instantáneas como la del estreno de los modernos mercados de Los Mostenses y La Cebada, o del matadero en la Dehesa de la Arganzuela. "Los trabajos de infraestructuras para el tráfico de vehículos, la mejora de la Casa de Campo, la canalización del Manzanares" han sido destacados por Ana Botella como ejemplo de "las actuaciones municipales que van configurando un nuevo horizonte urbano para nuestra ciudad".

SERVICIO FOTOGRÁFICO MUNICIPAL

Las fotografías rescatadas proceden del archivo del Servicio Fotográfico Municipal, que comenzó su actividad en 1914. Tuvo como encargado a José Corral y Moreno, que fue también su fotógrafo principal, hasta el comienzo de la Guerra Civil. A partir de esta fecha se pierde noticia del funcionamiento de esta institución.

Las imágenes ilustraban publicaciones del Ayuntamiento, informes y expedientes de obras, y también sirvieron de base para la realización de exposiciones fotográficas que promocionaban los servicios e instalaciones municipales. Aunque los fotógrafos del Servicio Fotográfico no trataban de expresarse de una forma artística, muchas de las fotos encierran cierto virtuosismo visual y compositivo muy del gusto de la época.

Muestran aspectos de la vida municipal entre 1914 y 1935 y cómo el Ayuntamiento empezó a construir su imagen corporativa, a través de los servicios que proporcionaba a los ciudadanos y de los proyectos de reforma urbanística en los que se embarcaba. Asimismo, reflejan la profunda transformación de una ciudad en plena fase de crecimiento interrumpido por la Guerra Civil.

Las vistas de la ciudad dejan constancia de los profundos cambios, por los que plazas, calles y mercados se transforman, adaptándose a las exigencias de los nuevos tiempos, a la vez que parte del "Viejo Madrid" comienza a desaparecer, víctima del progreso y de las necesidades de una ciudad moderna.

Entre los negativos de cristal también aparecen, en sus fiestas profanas y religiosas, procesiones, desfiles, paradas o bienvenidas, los madrileños, verdaderos protagonistas de esta transformación.

La exposición es un recorrido inédito por la ciudad que origina el Madrid del siglo XXI. "Un Madrid con infraestructuras excelentes, que ayudan a mejorar la calidad de vida de sus habitantes y ponen en valor su extraordinario atractivo turístico; una ciudad núcleo de una gran efervescencia de talento y creatividad que la convierten no sólo de la capital de la cultura en español, sino también en una de las grandes capitales europeas del emprendimiento".