La saga 'Calendar Girl' mezcla romanticismo y erotismo

cultura

| 21.09.2016 - 21:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Editores y público han bautizado la saga Calendar Girl como el "nuevo 50 sombras de Grey', pero su autora, Audrey Carlan, aunque halagada, matiza que sus libros son "más light" y se centran más en el romanticismo que en el erotismo, con una protagonista "fuerte" con la que es fácil "identificarse".

La historia cuenta la vida de Mia Saunders, que tiene 24 años y nunca ha tenido una vida fácil, pero todo empeora cuando su padre, adicto al alcohol y al juego, contrae una deuda de un millón de dólares por culpa de su ludopatía.

Con su progenitor en coma, Mia tendrá que hacer todo lo posible para conseguir en un año esa descabellada cifra y evitar que su padre tenga un fatal destino, y, para lograrlo, decide embarcarse en la única empresa en la que podría hacerse en poco tiempo con esa suma de siete números: se convertirá en "escort", una "chica de compañía de lujo", en la empresa de su tía.

A lo largo de doce meses la joven tendrá que prestar sus servicios a doce hombres en diferentes ciudades de Estados Unidos, en esta saga de cuatro volúmenes que se ha convertido en un bestseller mundial y cuyo último tomo se publicará en España en el mes de noviembre en la editorial Planeta.

"Decidí escribir sobre Mia, centrándome en ella, porque es la chica del calendario. Es una mujer con la que todo el mundo puede sentirse identificada: divertida, atrevida, segura de sí misma, fuerte y que necesita crecer, necesita aprender sobre la vida", ha explicado hoy en un encuentro con periodistas la escritora californiana sobre la saga a la que se ha bautizado como el "nuevo 50 sombras de Grey".

Y aunque dice que aquel éxito de ventas de 2011 de la escritora E.L. James le "encanta", Carlan ha querido matizar que su Calendar Girl es "más light" que la novela con la que se le compara.

"Mia no es sumisa, es una mujer fuerte e independiente", explica la autora, quien ha añadido que aunque el componente erótico de la saga es obvio, ella no ha querido abordar temas como el sadomasoquismo porque, asegura, no escribe sobre cosas que no conoce.

Es el romanticismo, dice, el ingrediente más importante en esta serie, algo que relaciona al hecho de que el 90 por ciento de sus lectoras sean mujeres, porque están "más conectadas con las historias de amor" que los hombres y porque Mia es una mujer con la que "pueden sentirse identificadas".

Carlan empezó a autopublicar sus obras en internet, hasta que llamó la atención de la editorial estadounidense Waterhouse Press porque, explica, "vieron que a los libros les iba bastante bien, que las críticas eran realmente buenas y que mi número de fans estaba creciendo muy rápidamente".

Ahora, un año después de su publicación en ese sello editorial Calendar Girl llegará también a la pequeña pantalla, ya que los creadores de la serie Gossip Girl se han interesado por adaptar la historia de Carlan.