La Reina inaugura la Feria del Libro de Madrid con Francia como país invitado

Doña Letizia ha recorrido por las casetas y pabellones del recinto

En total, esta 75 edición cuenta con 367 casetas y 479 expositores

cultura

| 27.05.2016 - Actualizado: 15:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Reina Letizia ha inaugurado hoy la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid, donde ha comprado de su bolsillo novelas, cómics, poesía y filosofía y ha recibido el afecto de muchos visitantes, sobre todos niños, que además de pedirle fotos y "selfis" se han llevado muchos autógrafos suyos en libros ajenos.

Es la primera ocasión en que doña Letizia inaugura en solitario y como Reina esta importante convocatoria del sector editorial, a la que en otras ediciones ha acudido junto a don Felipe -cuando ambos eran príncipes de Asturias- y a solas, en visita privada, para hacer sus compras con mayor tranquilidad.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha acompañado en todo momento a la Reina durante las casi dos horas de su recorrido por una veintena de las 367 casetas de editoriales, librerías e instituciones distribuidas un año más a lo largo del Paseo de Coches del Retiro.

Su presencia en la soleada mañana de la apertura, seguida por una gran comitiva de autoridades y rodeada por un amplio despliegue de agentes antidisturbios y guardias civiles de paisano pertenecientes al Servicio de Seguridad de la Casa del Rey ha causado un gran revuelo entre los visitantes más madrugadores.

Así, además de su periplo por un puñado de expositores elegidos previamente por Zarzuela, doña Letizia ha hecho un recorrido paralelo en el que no ha parado de saludar a niños y mayores, hacerse fotos y dar consejos a colegiales sobre lo conveniente que es leer y estudiar, sin parar de sonreír pese a las evidentes incomodidades causadas por el aluvión de personas.

Nada más arrancar su paseo y tras saludar a las autoridades y al escritor libanés Amin Maalouf, encargado de la conferencia inaugural de la feria, doña Letizia ha entablado la primera de sus muchas conversaciones infantiles de la jornada, en este caso con alumnas de un colegio de Alicante entusiasmadas con el encuentro.

Luego han contado que les había parecido "cercana y muy simpática" y que les había dicho que hay que cuidar "la mente", además del cuerpo, para lo cual es importante leer y estudiar.

Unos cuarenta libros, según Zarzuela, se ha llevado de la feria, este año dedicada a Francia, entre los que ha comprado y los que ha recibido como obsequio, de muy diversos ámbitos, desde la novela histórica hasta la poesía, la literatura infantil o las memorias.

Se ha detenido especialmente en el puesto de Tipos Infames, una muy activa librería ubicada en el madrileño barrio de Malasaña donde además de libros se ofrecen actividades culturales y bebida.

Allí ha comprado "Alfabeto", del poeta Inger Christensen, "El Presentimiento", de Emmanuel Bove, y "Desde la oficina", de Robert Walser, y le han regalado un libro para niños -seguramente pensando en sus hijas- titulado "Pequeños grandes gestos contra la discriminación" y la novela "Las Transiciones", de Vicente Valero.

A tenor de lo que han contado los libreros después del paso de doña Letizia, la Reina se deja aconsejar sobre títulos, se ha interesado por la situación de las respectivas editoriales y ha demostrado conocer bien el mundo del cómic y la poesía, de la que es gran aficionada.

De uno de sus autores favoritos, Raúl Zurita, la editorial Lumen le ha regalado el poemario "Tu vida rompiéndose"; también ha recibido en obsequio, por parte de Planeta, la novela histórica "SPQR", de Mary Beard, flamante Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016.

En la caseta de esta editorial ha coincidido con la periodista Nativel Preciado, cuyas memorias "Hagamos memoria" ha sumado al bolso de los regalos, junto al "Quijote para niños" ilustrado por Mingote y, recomendado por el ministro Méndez de Vigo, la última novela de Jesús Carrasco, "La tierra que pisamos".

De su bolsillo la Reina ha abonado la "Poesía Completa" de Nietzsche y los "Escritos" del filósofo Kierkegaard en la caseta de la librería Trotta, y en la caseta de la librería Generación X, especializada en el mundo del cómic, ha adquirido "Providence", la última novela gráfica de Alan Moore, el reputado dibujante autor del clásico "V de Vendetta".

Y en la Casa del Libro le han obsequiado una de las novelas españolas actuales con mayores expectativas de éxito, "El silencio de la ciudad blanca", de Eva García Saénz de Urturi, una novela negra ambientada en Vitoria.

Dedicada este año a Francia, la feria cuenta con un pabellón infantil que también ha visitado la Reina mientras un grupo de niños pequeños escuchaban, sentados en el suelo, la historia de un león solitario y viajero contada por una "cuentacuentos", tras unas grandes figuras de Astérix y Obélix, galos universales.

Al margen de sus cientos de fotos, sus muchos autógrafos a todo correr, sus fugaces saludos y rápidas conversaciones con el público, la Reina Letizia se ha marchado de la 75 Feria del Libro de Madrid con un suculento diálogo con su admirado Amin Maalouf, al que ha invitado el próximo lunes a la inauguración de la gran exposición sobre El Bosco en el Museo del Prado, aunque él no podrá asistir.

CERVANTES, CELA, BLAS DE OTERO Y PESSOA

Respecto a la conmemoración del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, la feria acogerá actos tanto dentro como fuera del recinto del Parque del Retiro. Entre otros, destaca la conversación entre el hispanista y cervantista francés Jean Canavaggio, Jorge García López y Francisco Florit Petit.

Asimismo, tendrá especial relevancia la representación de la obra teatral 'Cervantes en el Parnaso', que tendrá lugar en la Casa de Vacas del Retiro. Esta pieza, de Carlos Jiménez, desarrolla una dramatización donde la poesía y la prosa se entremezclan entre personajes que se integran en el relato de 'Viaje del Parnaso'.

Del mismo modo, la Feria del Libro también dedicará una velada poética a Blas de Otero, con motivo del centenario de su nacimiento, mientras que la Embajada de Portugal y la Casa Fernando Pessoa celebrarán un acto en torno a la relación del escritor luso con España, también en el marco de la feria.

Además, la feria también se hará eco del centenario del nacimiento de Camilo José Cela, con la primera etapa del 'Journey to the Alcarria', que la Universidad de Alcalá ha organizado dentro de sus cursos de verano y que comenzará en el mismo punto en que Cela comenzó su viaje en 1946: el Retiro.

La crisis de los refugiados también tendrá un espacio en la 75? edición de la Feria del Libro con la exposición de fotografía 'Caminos del exilio', así como la mesa 'Cinco años de revolución y de conflicto en Siria', en la que participará el especialista en Islam contemporáneo Jean Pierre Filiu.

Por otro lado, la feria recupera una tradición de sus primeras ediciones denominada 'El micro', en la que cada día un librero, un editor o un escritor hace su particular elogio del libro y la lectura, así como diversas actividades infantiles, entre las que tendrán lugar en el pabellón de Francia, país invitado.

El embajador de Francia, Yves Saint-Geours, presentó varias de las actividades organizadas por el Institut Français y la Embajada de Francia, en las que participarán nombres como Marc Lévy, Régis Debray, Maylis de Kerangal, Michel Serres, Jean NoÙl Jeanneney o Virgine Despentes.

Entre otras actividades, destacan las jornadas profesionales en torno al sector editorial de Francia y España, en las que se abordará la acción política, los programas de apoyo y la industria infantil. En palabras de Saint-Geours, se mostrará una "dinámica muy positiva" del sector, a pesar de "un contexto en el que se habla de monotonía".