La primera colla castellera de Madrid celebra su puesta de largo

Cataluña en Madrid

cultura

| 04.03.2017 - 21:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La primera colla castellera de Madrid, con más de medio centenar de personas, celebra hoy su puesta de largo con una exhibición que será su primera actividad pública tras meses de ensayos y en la que compartirá protagonismo con un grupo experto en castillos humanos de la Universidad de Gerona.

Incluso países extranjeros cuentan desde hace años con sus propias collas como la china de los Xiquets de Hangzhou, creada en 2010 por un empresario textil chino que había conocido el mundo casteller en un viaje a Cataluña y decidió importarlo a su tierra.

Sin embargo, en la Comunidad de Madrid no había hasta ahora ningún grupo de castellers, pese a que en la región viven más de 70.000 catalanes.

El grupo de Facebook Castellers en Madrid llevaba tiempo reclamándolo junto con el de Catalanes en Madrid y hace unos meses el Círculo catalán de Madrid recogió el guante.

"Había que hacer algo, así que nos reunimos las tres partes interesadas y decidimos tirar para adelante", cuenta a Efe el presidente del Círculo Catalán en Madrid, José Ramón Casas, de 56 años y que llegó a Madrid con diez desde su Barcelona natal.

La primera reunión fue el pasado diciembre y en la siguiente, en enero, ya había más de 20 personas interesadas en sumarse a esta iniciativa, que ha sido difundida en las redes sociales y en el centro cultural Blanquerna, referente de la cultura catalana en la capital.

Poco después, los integrantes de la primera colla castellera de Madrid empezaron a ensayar en el gimnasio del colegio privado Decroly, en Madrid, que les dio permiso para alquilar el local durante el tiempo que hicieran uso de él.

"Se nos ocurrió hacerlo en un colegio para animar a los niños y a sus padres, para que vieran la actividad y se apuntaran", explica Casas.

Y es que en la colla castellera de Madrid apenas cuentan con menores, una pieza fundamental para los castillos humanos al ser los que por su peso y su tamaño pueden escalar hasta las plantas superiores.

De las 65 personas que están apuntadas actualmente como castellers en Madrid, la mayoría son chicos y chicas de entre 18 y 30 años.

Por sexos, predominan los hombres frente a las mujeres (en torno a un 60 % frente al 40 %) y respecto a la procedencia casi todos son catalanes, aunque también hay madrileños, andaluces y asturianos.

Casas insiste en que no es necesario ningún requisito especial para formar parte de la colla castellera de Madrid.

"Da igual la edad, el peso, la condición física o que hayas tenido o no experiencia (...). Para un castillo vale cualquiera", afirma.

Con todo, reconoce que haber formado parte de otras collas previamente ayuda y, de hecho, en el grupo madrileño cuentan con algunos expertos como un casteller con diez años de experiencia que está liderando los ensayos.

"Nos da tranquilidad a los que no sabemos o no lo hemos hecho nunca", añade.

Además, Casas señala que conviene contar con perfiles distintos según las posiciones. Por ejemplo, los que ocupan la base de la torre conviene que sean personas "corpulentas" y "con mucha fuerza" para aguantar el peso del resto de las plantas.

Entre los integrantes de la primera colla castellera de Madrid está Cristina Vadell, de 33 años, originaria de Mataró pero que lleva una década viviendo en la región.

En muchas ocasiones había visto castells como espectadora, pero nunca había participado en uno y en cuanto se enteró del grupo que se estaba organizando no dudó en aprovechar la ocasión.

"Los ves trepando y parece fácil pero una vez que te pones es más difícil de lo que parece", cuenta.

Se apuntó sola pero poco después convenció a su marido, de Madrid, para que la acompañase en una actividad con la que asegura divertirse, pese a su dificultad.

Hasta ahora, en los ensayos (que suelen ser de una hora y media de duración los viernes por la tarde) los integrantes de la primera colla castellera de Madrid han conseguido alcanzar tres alturas y su objetivo es llegar a las seis o siete plantas en uno o dos años.

En la exhibición de hoy, que tendrá lugar de 17:00 a 18:00 horas en Plaza de España, tienen la intención de hacer un pilar de cuatro personas (una encima de otra).

A continuación, el 30 de abril, los castellers "madrileños" harán otro acto público, esta vez en El Retiro, organizado por el Círculo Catalán de Madrid, que ya ha solicitado la adhesión de esta nueva colla a la coordinadora de castellers de Cataluña.