La ópera más espiritual de Britten, 'Billy Budd', llega al Teatro Real

"Billy Budd" en el Teatro Real

cultura

| 28.01.2017 - 18:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Ambigüedad, deseos y sexualidad reprimida o una parábola sobre el amor y el remordimiento. Así podría definirse la ópera de Britten, "Billy Budd," que llega por primera vez al teatro Real en una puesta en escena firmada por Deborah Warner, la gran dama de la escena británica.

Una ópera que se presenta con una nueva producción del Teatro Real en coproducción con la Ópera Nacional de Finlandia y la Ópera de Roma y que se podrá ver entre los días 31 de enero y 28 de febrero.

Con dirección musical de Ivor Bolton, reconocido experto en la música de Britten, y con escenografía de Michael Levine, conocido del Real por sus montajes "Diálogo de carmelitas" y "Rigoletto, "Billy Budd subirá a escena un elenco exclusivamente masculino con más de 110 personas en total y una sola mujer, la directora de escena.

"Billy Budd" está basada en el relato inconcluso de Herman Melville, el autor de Moby Dick, que tituló "Billy Budd Sailor". La ópera fue creada por Benjamim Britten (1913-1976) quien contó para el libreto-considerado uno de los más perfectos de la literatura operística-, con Edwars Morgan Forster, el autor de títulos como "Una habitación con vistas" o "Haward's End.

Así, con el mar como protagonista, símbolo del destino del hombre, y el navío de guerra británico "El indomable"- que en este caso no se verá en escena-, la obra transcurre en 1797.

Una historia que gira en torno al trío formado por el joven y bello marinero Billy Budd, quien despierta sentimientos contradictorios en la tripulación del barco y en el maestro de armas John Claggart, que intentará destruirle por odio, y el capitán Vere, quien ejecuta un castigo, que le perseguirá en constante remordimiento.

"Se trata de uno de los grandes acontecimientos de esta temporada en el Real", ha explicado hoy durante la presentación del montaje el director artístico del Teatro Real, Juan Mataboch, quien ha reconocido que era "difícil explicar cómo una obra como esta no se hubiera podido ver en Madrid". "Esta obra es un acontecimiento de primera magnitud", ha precisado.

Deborah Warner, ha explicado que en esta ópera que se estrenó en 1951 en Londres, no se verá en escena el barco, la fragata "El Indomable".

"No tendrá presencia física porque queríamos algo mucho más poético, más abstracto, que diera la sensación de un barco, de movimiento, pero sin que se viera", ha subrayado la gran directora de escena, experta en el teatro de Shakespeare y autor que ve con rasgos comunes a Britten "por su preocupación por el género humano, su generosidad, su ternura y por no juzgar a los seres humanos, o por solo juzgar la mentira", señala.

Warner ha calificado la obra como "una ópera espiritual". "Podría ser una parábola cristiana- ha precisado- porque habla de la búsqueda de la verdad, pero este montaje no se habla solo del bien y el mal, el blanco o el negro, sino de la complejidad humana, algo que se potencia con la música creada para la ópera", ha matizado.

En cuanto a la ausencia de voces femeninas, Bolton ha comentado que "en este caso no se echan de menos por la tremenda variedad orquestal que Britten despliega en esta ópera, con una escritura orquestal brillante, variada y rica".

La ópera cuenta con un elenco masculino- formado por cinco tenores, ocho barítonos, un bajo-barítono y tres bajos- encabezados por el barítono Jacques Imbrailo, el tenor Toby Spence y el bajo Brindley Sherratt. Las partes corales serán interpretadas por 60 voces masculinas del Coro Titular del Teatro Real y por niños de Pequeños Cantores de la Comunidad de Madrid.