La ópera "Brundibár" llega al Real para mostrar a los niños las "nuevas caras del mal"

Fue interpretada 55 veces entre 1943 y 1944 por los niños del campo de concentración de Terezín

Dagmar Lieblová: Para nosotros significaba algo muy pasado y algo que en esa época solo podíamos soñar

cultura

| 04.04.2016 - 17:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Una versión contemporánea de la ópera infantil "Brundibár", de Hans Krása, nacida en el campo nazi en Terezín (Checoslovaquia), llegará el próximo 9 de abril al Teatro Real con el objetivo de mostrar las "nuevas caras del mal", encarnado en un presentador que incita a los niños al consumo. "El personaje malvado es ahora un presentador carismático que introduce a los pequeños al mundo del consumismo", ha explicado esta mañana en rueda de prensa Susana Gómez, directora de escena de este espectáculo, que estará en Madrid hasta el 24 de abril.

Gómez ha manifestado que esta versión de "Brundibár" se aleja del escenario del campo de concentración de la original y presenta un mundo "contemporáneo" en el que también hay "muchos niños" que no pueden satisfacer sus "necesidades básicas".

Entre el público que se sentará en las butacas del Real estará Dagmar Lieblová, una de las pequeñas para quienes se interpretaba esta ópera infantil en el campo de concentración nazi de Terezín. Ahora, a sus 87 años, recuerda la historia de "Brundibár" como el "cuento de hadas de tener una vida normal" en la que poder "comer helados, comprar pan o ir al colegio", con la que soñaban los niños del campo de concentración.

Para Lieblová, el auge de grupos racistas y de extrema derecha en la actualidad es "muy preocupante": "Los que recordamos lo que pasó intentamos hablar con los jóvenes para que sepan, pero pronto no quedará nadie y tendrá que encargarse la generación siguiente", ha afirmado.

En ese sentido, el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, ha incidido en que el actual es un momento "muy adecuado" para representar "Brundibár", una obra "gestada, creada y representada, 55 veces en Terezín, "en una de las situaciones más "inhumanas" de la historia.

Esta fábula musical será interpretada por la Joven Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (Jorcam), a la que dirigirá Jordi Francés, y las voces solistas y corales correrán a cargo de los Pequeños Cantores de la Jorcam, que actuarán bajo la batuta de Ana González. EFE