La Guardia Civil recupera siete cuadros robados de Madrazo y detiene a siete personas

cultura

| 05.08.2011 - 11:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La Guardia Civil ha recuperado siete cuadros robados de los pintores José Méndez y Federico de Madrazo y 17 libros de José de Cadalso, robados a principios del mes de junio en viviendas de El Escorial (Madrid). Por estos hechos, la Benemérita ha detenido a tres personas en el marco de la operación 'Masón' como presuntos autores de varios robos con fuerza en la que sustrajeron varias obras de arte en varios robos cometidos en viviendas de la zona norte de Madrid donde fueron sustraídas importantes obras de arte.

LA OPERACIÓN

Agentes del instituto armado establecieron un dispositivo de vigilancia a causa de una serie de robos con fuerza ocurridos en varias casas de la localidad madrileña, con el que consiguieron identificar los domicilios en los que supuestamente se almacenaban los objetos sustraídos, según indica la Guardia Civil en una nota.

La Guardia Civil comprobó entonces que los habitantes de estos domicilios habían vendido recientemente siete retratos de José Méndez y Federico de Madrazo a una galería de arte, alegando que procedían de una herencia familiar, por lo que fueron incautadas y puestas a disposición del Ministerio de Cultura.

Las investigaciones de la operación, que la Guardia Civil ha denominado "Masón", prosiguieron y durante los meses de junio y julio se determinó la composición final del grupo de presuntos atracadores y detuvo a tres personas e imputó a una cuarta.

En el registro de los dos pisos localizados inicialmente también se han incautado diecisiete libros de José de Cadalso, robados a principios de junio junto a los cuadros. Los detenidos son A.S.G., I.F.P. y A.P.O., todos de nacionalidad española, y ya han sido puestos a disposición judicial. Los agentes de la Guardia Civil han contado con el apoyo y colaboración del Grupo de Delitos contra el Patrimonio Histórico y Artístico de la Unidad Central Operativa.