"La esclusa" subastada por más de 27,89 millones de euros

El nuevo dueño no quieren que se desvele su identidad

cultura

| 04.07.2012 - 09:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

'La Esclusa' de John Constable, propiedad de la baronesa Thyssen, ha sido vendida este martes en la casa londinense Christie's por un total de 22,44 millones de libras (más de 27,89 millones de euros).

El cuadro ('The Lock', 1824) salía a subasta con un precio estimado de entre 20 y 25 millones de libras (entre 27 y 31 millones de euros) y finalmente fue vendido por 22.441.250 libras (un total de 27.894.474 euros), precio del que la casa de subastas se queda un 2 por ciento en concepto de comisión.

El nuevo dueño del cuadro pujó por la obra a través del teléfono y pidió a la casa de subastas que no se desvelara su identidad, según informaron a Europa Press fuentes de Christie's.

El precio de este óleo sobre lienzo supone un récord para de venta para John Constable, cuyo anterior récord se había producido precisamente con esta misma obra cuando fue adquirida en 1990 por los Thyssen por 10,8 millones de libras, menos de la mitad del dinero pagado este martes.

DISCREPANCIAS EN EL PATRONATO DEL THYSSEN

La subasta de 'La Esclusa' motivó hace unos días la dimisión de Norman Rosenthal como patrono del Museo Thyssen en Madrid. Carmen Cervera justifica su venta por falta de liquidez.

'La esclusa' pertenece a un grupo de obras que el pintor presentó a la Royal Academy (entre 1812 y 1825) que se distinguen por sus grandes dimensiones y por una larga y cuidadosa elaboración.

Constable tenía el hábito de trabajar al aire libre donde realizaba muchos estudios y bocetos para sus cuadros. Su obra, con el tiempo, se tornó cada vez más realista, interesándose por los cambios atmosféricos y las distintas tonalidades de la luz natural.

En su única venta anterior, este cuadro fue adquirido por el barón y la baronesa Thyssen en 1990 por 10,8 millones de libras lo que la convirtió entonces en la pintura británica más cara de la historia, un récord que mantuvo durante 16 años.

El tema de este lienzo es la esclusa del molino de Flatford en el río Stour, Suffolk, lugar muy conocido por el artista, ya que éste pertenecía a su padre. La región de Suffolk fue una de sus favoritas y fue el fondo y la protagonista de muchas de sus pinturas.

La baronesa ha insistido en numerosas ocasiones que le da "pena" perder este maravilloso lienzo y alega que no le queda otro remedio para obtener liquidez. "Lo siento mucho, me sabe muy mal pero la crisis también es para los coleccionistas de arte. De no ser por eso no habría dado este paso", explicaba Carmen Cervera.

Al igual que la ministra Angeles González-Sinde, el actual ministro Wert recibió la opción de compra del cuadro de Constable por parte de la baronesa Thyssen. Ambos rehusaron. "A la ministra le ofrecí incluso pagarlo a plazos pero yo entiendo que las circunstancias económicas no son las mejores", alegaba la baronesa.

La trascendencia económica de este lienzo en el marco de la colección de la baronesa Thyssen es muy alta. Así, ha explicado que del 10 por ciento que puede vender, la obra representa el 4,5 por ciento, una cifra muy elevada pero no la más alta de los cuadros de Carmen Cervera, pues un Gauguin, 'Mata Mua', está valorado en 150 millones de euros.

18 PRECIOS RECORD PARA LA SUBASTA

La casa de subastas Christie's logró en la subasta celebrada este martes en Londres una venta total por valor de 105,7 millones de euros, lo que supone un récord para la categoría.

Además, se establecieron 18 nuevos precios récord, según fuentes de la casa de subastas, que calificaron de "increíble" y "histórica" esta cita.