La escenografía de Frederic Amat entra en el Museo Thyssen

Hasta el 27 de noviembre

cultura

| 30.10.2016 - 12:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En una sala expositiva donde normalmente caben 12 obras, el Museo Thyssen ha encajado 103 piezas con "gran valor pictórico" en la muestra dedicada al trabajo realizado por escenógrafo catalán Frederic Amat, que ha viajado a Madrid desde el Teatro Lliure de Barcelona.

Hasta el 27 de noviembre, el Museo Thyssen acogerá "Frederic Amat, la escena pintada", una exposición que provocó "una extraña emoción" a su protagonista, según ha dicho hoy durante la presentación, ya que detrás de cada boceto, cada dibujo o cada libreta se encuentra el "elemento humano", es decir, todas las personas que participaron en esos montajes teatrales.

En concreto, la muestra se articula en torno al proceso de creación de Amat para la escenografías de obras como "El Público", de Federico García Lorca; "El Testamento de María", de Colm Toibín, o "Iphigenia en Tracia", de José de Nebra, cuyo estreno en el Teatro de la Zarzuela coincide con las fechas en las que se puede ver esta instalación.

Así, el visitante no sólo podrá ver fotografías del proceso de creación de cada escenografía, sino piezas utilizadas en cada uno de sus montajes o libretas de varios tamaños en las que el artista plasma sus ideas antes de llevarlas a cabo. Un conjunto de piezas llenas de color, porque, como ha recordado durante la presentación, el teatro es un espacio de "colores, de libertad".

Comisariada por Antonio Monegal, "Frederic Amat, la escena pintada" es una adaptación de otra muestra producida por el Teatre Lliure de Barcelona que estuvo abierta al público durante la temporada 2015-2016 y que, bajo el título "Amat/Lliure", mostraba una antología de sus colaboraciones con este teatro al que está estrechamente vinculado.

Así, en palabras de Monegal, en su versión para Madrid la exposición ha sido una "apuesta arriesgada": "En el Teatro Lliure se trataba de la ocupación del espacio teatral por parte de la pintura, y eso ha cambiado de sentido al traerlo a un museo, porque ahora se habla de la posibilidad de leer la pintura como un lenguaje que está más allá del cuadro".

Porque para el comisario de la muestra, Amat es un "artista visual" cuyo "lenguaje principal" es la pintura.

Amat, "investigador de la forma" en cada uno de sus trabajos, pone de manifiesto también en esta muestra, en palabras de Monegal, cómo tiene una "tendencia" donde el "elemento visual va a añadir la posibilidad de tener una experiencia estética".