La danza, el humor y la percusión de 'Tap Factory', e el Teatro Nuevo Apolo

Tap Factory (Archivo)

cultura

| 10.09.2014 - 10:23 h
REDACCIÓN
Más sobre: DanzaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Tap Factory, un espectáculo de claqué creado por Vincent Pausanias que "pretende renovar el género" y mezcla danza con percusión, acrobacias y toques de humor, llega hoy por primera vez a España, donde realizará una amplia gira que comienza en el Teatro Nuevo Apolo de Madrid.

"Tap Factory es un espectáculo de claqué, pero no sólo eso. Además, cuenta con artistas que proceden de diferentes disciplinas: percusión, danza urbana, africana y acrobacias", según explica en una entrevista con Efe Vincent Pausanias, el coreógrafo que dirige el espectáculo. El objetivo es conseguir "renovar" el género del claqué que, según el director, se percibe como una danza "antigua y pasada de moda".

"La ida es que cada artista, además de practicar su propia disciplina, toque la percusión y participe con humor en el espectáculo", relata Pausanias, que se ha inspirado en Charles Chaplin para incorporar también la comedia al espectáculo.

Cada miembro del elenco, formado por cuatro bailarines de claqué, dos acróbatas, un bailarín africano y un batería, interpreta un papel: de mecánico, de contramaestre o de fontanero, profesiones que se pueden desempeñar en una fábrica."Uno de los más graciosos es el limpiador -confiesa Pausanias-, porque es el único que habla en el espectáculo, pero nadie le entiende, porque habla en africano".

El coreógrafo cuenta que ap Factory atrae a un público mixto, de 5 a 95 años, porque es una obra creada para "divertir", no para "hacer pensar", y el público está respondiendo de forma muy positiva por toda Europa. "El mundo pasa por una situación complicada y muchas veces dura; por eso la gente viene al teatro a reírse, piden comedia, y esta es la clave del éxito de Tap Factory", advierte.

Sin embargo, Jérémie Champagne, que lleva practicando claqué desde los siete años, confiesa que cada vez que presentan "Tap Factory" en un país diferente les asusta la idea de no triunfar, ya que cada ciudad tiene un público y una cultura diferentes.

El bailarín asegura que en ocasiones han tenido que variar alguno de los números para adaptarlos a la audiencia; por eso, el show "nunca es el mismo dos veces". La gira española, que comienza hoy en el madrileño Teatro Nuevo Apolo y estará allí hasta el 29 de septiembre, les llevará a Barcelona, Toledo, Bilbao, Valencia, Málaga o Sevilla, entre otras ciudades.