La Comunidad autoriza a buscar los restos de Cervantes en las Trinitarias de Madrid

Encontrar los huesos del antebrazo izquierdo de Cervantes será "de vital importancia", según impulsor de la búsqueda

Miguel de Cervantes

cultura

| 28.02.2014 - 11:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comunidad de Madrid ha anunciado que autorizará la búsqueda de los restos del escritor Miguel de Cervantes en el Convento de las Trinitarias de Madrid, un sondeo que se hará "únicamente de forma superficial" y a través de un radar en el subsuelo del monasterio.

Cuatro siglos después de la muerte del escritor, un proyecto liderado por el historiador Fernando de Prado busca averiguar si en el convento de las Trinitarias de Madrid siguen los restos de Miguel de Cervantes y su esposa, Catalina de Salazar, ya que es allí donde se cree que fueron enterrados.

Para resolver si los restos de Miguel de Cervantes siguen en el convento era necesaria la autorización de la Comunidad de Madrid, que ha sido concedida hoy, según ha informado el Gobierno regional a través de un comunicado.

Ese permiso permitirá sondear el monasterio únicamente de forma superficial y a través de un georradar, un aparato que permite hallar cavidades en el subsuelo sin necesidad de intervenir físicamente sobre el convento, que "por otro lado es un Bien de Interés Cultural, en el conjunto histórico de la Villa de Madrid".

Los trabajos tendrán una duración máxima de dos meses, tras lo cual los investigadores deberán presentar un estudio histórico del inmueble, indica el Gobierno regional.

LA CLAVE, EL ANTEBRAZO IZQUIERDO

El historiador Fernando Prado, impulsor de la búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes, ha indicado que, tras la búsqueda con georradar en abril, en una futura excavación, será "de vital importancia" encontrar los huesos del antebrazo izquierdo del escritor.

La primera fase comenzará el próximo mes de abril, según ha informado el delegado de Las Artes, Deporte y Turismo, Pedro Corral, después de que la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid haya autorizado la prospección arqueológica. Esta fase arrancará cuatro siglos después de la muerte del escritor, con un presupuesto por parte del Ayuntamiento de Madrid de 12.000 euros y estará a cargo del especialista Luis Avial.

Fernando Prado ha explicado, que la búsqueda con georradar durará "unos pocos días" a los que hay que sumar otras tres semanas (unos 20 días) durante las cuales se procesará la información obtenida, por medio de 'software'. En el momento en que tengan los resultados, los analizarán con el equipo de arqueólogos y presentarán un informe al Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid así como al arzobispado, que tendrán que volver a dar su autorización para excavar.

Una vez obtenido el permiso será "de vital importancia" encontrar los huesos del antebrazo izquierdo del escritor ya que Cervantes había perdido el uso de la mano izquierda posiblemente como consecuencia de una herida que le habría producido el corte de los tendones. Esa lesión se vería reflejada en los restos óseos y "un antropólogo forense la identificaría inmediatamente", según ha apuntado Prado. "Los dedos se quedaron retraídos, engarciados, y al no usar esa mano durante 45 años, que es mucho tiempo, los músculos se atrofian y generan unas lesiones características en los huesos del brazo", ha señalado Prado, al tiempo que ha añadido que el ADN de esos huesos, ayudaría a identificar el resto en caso de que estos estuvieran mezclados con otros.

Según ha precisado, la identificación deberá hacerse "por eliminación" entre los restos encontrados en el subsuelo del Convento --hombre, mayor de 50 años, con pérdida de movilidad en el brazo izquierdo y herida en el pecho--. También esperan encontrar los restos de su mujer, Catalina Salazar, cuyo nombre consta en el libro de difuntos de la parroquia.

El historiador Fernando Prado ha indicado que el proyecto para encontrar al escritor alcalaíno costará 100.000 euros.

EN ALGÚN LUGAR DEL CONVENTO DE LAS TRINITARIAS

El rastro de Miguel de Cervantes se perdió en una de las reformas del Convento de las Trinitarias de Madrid, donde se cree que fue enterrado de forma humilde el 22 de abril de 1616.

Situado en el madrileño barrio de las Letras, el convento fue fundado en 1612 y en él profesaron sor Isabel, hija de Cervantes y sor Marcela, hija de Lope de Vega.

Una placa conmemorativa situada en la fachada del monasterio de clausura recuerda que allí está enterrado el autor de la mayor obra escrita en lengua española: "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha".

Pero nadie sabe exactamente dónde, porque las sucesivas reformas que se han llevado a cabo en el convento obligaron a mover la tumba de Cervantes y sus restos se perdieron, sin que nadie se preocupara por ello.

Ahora, el georradista Luis Avial y el historiador Fernando de Prado se han puesto manos a la obra para encontrar los restos del escritor con ayuda de la alta tecnología para lo que pidieron financiación al Ayuntamiento de Madrid, que va a colaborar porque ve "factible" localizar los restos del escritor, según dijo a EFE el director de Patrimonio Cultural del Consistorio madrileño.

Tras obtenerse la autorización, comenzará ahora la primera de las fases del proyecto: la búsqueda subterránea con un dispositivo de frecuencias que permitirá localizar el lugar exacto donde se encuentran los restos mortales.

La actividad del georradar en el convento de las Trinitarias se plasmará en un informe que podría dar paso a una segunda fase de excavación y recuperación de los restos mortales de Cervantes, o, si el resultado es negativo, paralizar la iniciativa.

Los promotores del proyecto pretenden que se comience a inspeccionar en abril el Convento de San Ildefonso de las Trinitarias Descalzas, situado en la calle Lope de Vega, 78, precisamente en el conocido como Barrio de las Letras de la capital española.